Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

Aquí y ahora

Copio el título del último post de Fonseca por mis pocas ganas de ponerme a pensar en algo ingenioso tras la resaca postcongresual, entendida en el buen sentido. Me refiero al 8º Congreso Regional de NNGG de Castilla y León que se desarrolló durante toda la jornada de ayer en la capital vallisoletana y en el que Alfonso García Vicente revalidó su condición de presidente autonómico de NNGG arropado por los pesos pesados del partido en Valladolid y Castilla y León, así como varios presidentes regionales de NNGG entre los que se podría citar a Leticia Comerón, del País Vasco, y Pablo Casado, quien no precisa de presentación.


Si algo caracterizó el acto, fue precisamente su puesta en escena, arriesgada pero cercana y juvenil, con un toque desenfadado que cogió por sorpresa a muchos de los que intervinieron, pues la palestra carecía de atril y exigía a los políticos un sobresfuerzo, sobre todo en lenguaje gestual y ocupación del escenario, por el cual -los más audaces- deambulaban como si de una pasarela se tratara.

Pero no fue ésta la única nota de excepción, pues otra serie de pequeños detalles hicieron de este congreso algo distinto. Aunque sólo sea porque por una vez se pudo cumplir con escrupulosidad el horario fijado, para mayor gloria de la mesa congresual que se encontró a la altura del acontecimiento. Pero hay dos aspectos, que en cierto modo definen el Congreso y que no quisiera dejar pasar por alto.


El primero es la espectacular ponencia política que se ha gestado, en la cual se recoge , aun con sus pequeños fallos ya enmendados, toda la ideología de NNGG, sin pasar por alto ningún tema espinoso y lanzándose a acuñar nuevos términos que puede que acaben siendo de uso común en el día a día político. Se trata de un texto sin cortapisas que casi cualquier joven apoyaría con los ojos cerrados y del cual ya relaté alguna de sus virtudes hace poco. Pero ojo, me avisan que ahora que empiezan los congresos provinciales podemos esperar nuevas y gratas sorpresas en las ponencias políticas.

Pero si hay una persona que ayer se encontró en su salsa, a quien el formato favoreció por su facilidad de palabra y de encandilar al público, ése fue Alfonso García Vicente. Para el recuerdo queda ese símil del arca de Noé y del Gobierno del PSOE que si no trasciende a los medios sería una pena. Con el 91% de los votos queda totalmente legitimado para continuar y mejorar su proyecto e incidir en algo de lo que más le gusta, la ideología política. No en vano me comentan que su sombra andaba detrás de la fantástica ponencia a la que antes me refería, sin desmerecer en absoluto a las otras 6 personas que han trabajado en ella y que pueden estar tremendamente orgullosas de su trabajo.


PD: hay que destacar el papel de los inmigrantes en el Congreso, la intervención del secretario regional de Juventudes Socialistas en terreno "hostil" y la impagable imagen de ver a los políticos más curtidos con su pinganillo al más puro estilo televisivo.

4 comentarios

Fernando dijo...

Desconocemos el simil de Noe y Zapatero, que la prensa de Madrid ha ocultado: podrías resumírnoslo, parece bueno.

¿Os habló el jefe del PS juvenil en C-León? Eso también merecería un resumen.

Me alegro de que andes tan implicado en política, en el Partido, y de que nos lo cuentes con tanta pasión, siempre es interesante tener noticias "desde dentro".

Miguel A. dijo...

Muy bien el congreso y Pablo Casado.

Ramón_Lozano dijo...

Fernando, del arca de Noé dijo un par de cosas. Así que recuerde por ejemplo que si Zapatero fuera Noé se quedaría de brazos cruzados esperando a que escampe, que para a 2 animales de cada especie de ello se encargaría Bermejo y que en cuanto se miraran al espejo se darían cuenta que es imposible encontrar a 2 de su misma especie. Fue la parte jocosa y distendida de su discurso.

Efectivamente se invitó a Daniel no sé qué más, número 1 de Juventudes Socialistas en CyL e intervino de manera breve en el acto de clausura en las intervenciones destinadas a invitados. Reconoció que Alfonso lo había hecho bien y que por eso ganaban e hizo un par de bromas. Casi diría que estuvo a punto de meterse al público en el bolsillo. Pero me quedo con el hecho de que acudiera y de algún modo ennobleciera el arte de la política juvenil.

Miguel, ¿por qué bien Pablo Casado? No habló ni hizo nada en el Congreso. De hecho es un tipo que está cuidando mucho su imagen, apareciendo en todos los saraos pero sin intervenir, lo que va generando mayor expectación porque la gente desea oírle y ver qué dice y cómo lo dice. Si te refieres a que te gusta eso lo comparto.

Miguel A. dijo...

Bien porque hablé con él por teléfono ese día, no por otra cosa xDDDDDD