Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

Todo cambió bajo la lluvia

La lluvia alteró todos los pronósticos del trepidante Gran Premio de China. La tensión no decayó gracias a los safety car, la incertidumbre en la elección de las gomas, los adelantamientos y los errores al trazar ciertas curvas. Ésa fue la tónica de la carrera y de ella supieron sacar partido los McLaren que lograron un espléndido doblete que, antes de apagarse el semáforo, parecía predestinado para los Red Bull.

Fue en ese preciso instante, al apagarse las luces rojas, cuando se fraguó gran parte del Gran Premio. Fernando Alonso realizó una salida fulgurante colocándose líder, pero cometió el imperdonable error de adelantarse en la salida. Sus ganas por empezar bien le jugaron una mala pasada y arrancó unas décimas de segundo antes de lo permitido. El consabido drive through fue su sanción. A partir de entonces le tocó remar.

Y vaya si lo hizo, aunque fuera a costa de su compañero de equipo al que adelantó a la entrada a boxes de forma, cuanto menos, poco elegante. Sin duda ese rifirrafe dará que hablar y aún queda mucha temporada. Desde ese momento se vino arriba, escalando posiciones poco a poco, con seguridad, sin arriesgar más de lo necesario, hasta finalizar en cuarta posición cuando el desgaste de sus neumáticos le incitaba a patinar en vez de a conducir.


Si Button fue el vencedor, el gran protagonista fue una vez más Lewis Hamilton, el piloto más intrépido en carrera, el que no se corta nunca en medio de un adelantamiento, aunque ello ponga en peligro su seguridad y la de los demás. Pero como eso es lo que emociona al aficionado, y de lo que adolece la F1 actual es precisamente de ello, por mucho que el protegido británico incumpla las más elementales normas de la competición (zigzaguear, circular por el carril lento del pit lane, entrar a boxes por la grava...) nunca es sancionado como merece. De modo que su segundo puesto sabe a gloria.

Los Red Bull, por contra, han decepcionado. Una mala salida de Vettel para empezar, errores en boxes para continuar, y falta de empuje para finalizar, han sido las claves de que Vettel y Webber no hayan podido ser más que sexto y octavo, respectivamente. Tampoco Massa puede presumir más que de haber completado un Gran Premio muy gris, desde los entrenamientos hasta la carrera, suplicando por los puntos correspondientes a su novena plaza. Otro que se va a casa con mal sabor de boca es Schumacher, muy lejos del heptacampeón, que volvió a quedar en evidencia ante su compañero Nico Rosberg, quien logró subir al podio en una meritoria tercera posición.

Del resto de españoles muy buenas actuaciones a las que no ha acompañado la suerte. Gracias a la lluvia, y a no cambiar gomas, De la Rosa se mantuvo las primeras vueltas peleando en torno a la quinta plaza, siendo adelantado y devolviendo los adelantamientos una vez que las condiciones de pista favorecieron su elección de neumáticos. Su fugaz sueño acabó cuando su motor dijo basta. Por su parte, Alguersuari volvió a demostrar que está quemando etapas a paso de gigante, realizando una carrera muy sólida aderezada por algún adelantamiento de postín a Sutil y Petrov, rivales directos. Tampoco la diosa fortuna estuvo de su parte llegando a entrar hasta seis veces en boxes, lo que lastró su impecable actuación y le relegó al fondo de la clasificación.

0 comentarios