Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

Luto en Castilla

El más insigne escritor castellano, Miguel Delibes, ha fallecido esta noche en su ciudad natal, Valladolid. Él era el último exponente vivo de la literatura española del siglo XX, pero por encima de todo era el genio del retrato costumbrista y del paisaje y costumbres castellanas. Tan castellano era este hombre, que no contento con vivir en Valladolid, veraneaba en una pequeña localidad burgalesa, Sedano.

Puede que este sea un momento adecuado, que no bueno, para disfrutar con su obra, como a la muerte de Paul Newman o Marlon Brando visioné sus más selectas filmografías. De Delibes sólo puedo presumir de haber leído apenas dos obras suyas. El camino, por obligación escolar, y Los santos inocentes, ésta por iniciativa propia, quedando asombrado por su capacidad para escribir una novela sin puntos y seguido. Mucho menos puntos y aparte. Sin embargo me queda el desconsuelo de haber vivido seis años a un par de portales de distancia y no haber tenido la suerte de cruzarme con él. Intentaré redimirme leyendo El hereje.


Pero otra muerte también fue noticia ayer, la del etarra Jon Antza, por la que muy pocos se entristecen y algunos, con razón, se alegran. El terrorista llevaba desde abril del año pasado desaparecido (para la banda) y resulta que estaba en una morgue francesa aguardando a ser identificado. Parece ser que un infarto se lo llevó por delante, algo que no es de extrañar teniendo en cuenta la presión a la que viven los asesinos (por eso se dice que en la mafia pocos llegan a viejo: o los matan o mueren de infarto) y tampoco es de extrañar que nadie supiera de su paradero. Es lo que tiene la clandestinidad. En cualquier caso, misterio resuelto y la Policía a por los que todavía se esconden con su corazón latiendo a cien pulsaciones.

3 comentarios

Fernando dijo...

Hola, Ramón, ¿fuiste al velatorio en el Ayuntamiento de Valladolid? Me hubiera gustado acercarme, porque ya sabes que fue para mí un autor importante, de joven.

Respeco a lo del etarra, no estoy seguro de que sea un caso resuelto, ayer uno del PNV dijo que había que investigarlo. ¿Seguro que ETA no tuvo nada que ver, seguro que no fue un infarto programado? Es un poco raro que si fue un infarto natural sus compañeros no hicieran las gestiones para enterrarle con dignidad, ¿no?

(¿Vas a ir al Zorrilla, a ver al Madrid? Si vas ¡queremos un post!)

Ramón dijo...

No pude, ahora estoy en Burgos, así que queda descartado lo del Valladolid-Real Madrid. Además, es más barato ver un partido así en el Bernabéu que en cualquier otro estadio.

Y ahora que lo dices sí que puede ser raro. Vamos, que daría para una película de suspense del bueno. En cualquier caso no me da pena.

Saludos

Corfu dijo...

La verdad que no había parado a pensar lo que dice Fernando sobre que habrá de realidad sobre la forma en que murió ese etarra...

Saludos