Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

Los piratas quemaministros

Y en este caso no me refiero a los armados somalíes, sino a otros tipos de guante blanco que se encargan de colgar en la Red todo tipo de obras protegidas por copyright. Parece que el tema de la piratería es uno de los caballos de batalla de este Gobierno, y también uno de los asuntos más espinosos y que más están desgastando al Ejecutivo de Zapatero. Prueba de ello es que Carmen Calvo y César Antonio Molina ya han sido devorados por la maquinaria del complejo Ministerio de Cultura. La siguiente bien podría ser Ángeles González-Sinde.

El caso de Carmen Calvo no admite duda alguna, pues ella sola se encargó de demostrarnos que ocupaba la cartera gracias al famoso cupo inventado por Zapatero. Tras ella aterrizó el poeta César Antonio Molina, mucho más moderado en sus planteamientos, lo que le llevó a enemistarse con los muchachos de la SGAE, así como con el poderoso y poco altruista gremio de actores y cineastas, lo que comúnmente se denomina como el grupo de los titiriteros. Éstos, arietes de Zapatero, acabaron con el poeta.

Así que nuestro Presidente optó por contentarlos con uno de los suyos, y de momento bien tranquilos están. Sin embargo, el escollo ha surgido ahora entre los internautas, un colectivo mucho más amplio y más difícil de controlar y que, encima, no parece entender tanto de ideologías, pues el manifiesto que pulula por la Red está siendo apoyado por todos los espectros políticos.

Tampoco es de extrañar. No en vano los internautas han sido atacados desde el mismo momento en que se propuso el canon y ahora que el canon no es lo suficientemente rentable -para la SGAE- se pretende obtener impunidad a la hora de cerrar sumariamente webs y blogs. Desde luego, este Gobierno se está mostrando incapaz de acertar con la solución, pero no porque ésta no exista, sino porque vive sometido a los caprichos de los empresarios opresores de la SGAE -ésos que cobran hasta por las actuaciones benéficas- y del gremio de titiriteros. Porque compensar a directores, actores, músicos, etc es algo de sentido común, pero no a cualquier precio.

2 comentarios

Corfu dijo...

Lo dejas bien claro, la situación para el gobierno no es fácil debido a su relación con los titiritero o "los de la ceja" ya que están por ellos se podría decir muy atados.

No se si le costará el puesto a la actual ministra de cultura... y en cuanto a lo que dices de Molina estoy contigo, personalmente de los mejores ministros que tuvo ZP.

Saludos

Fernando dijo...

Hola, Ramón, no tengo mucha idea de cuál sería la solución correcta de este asunto, que permitiera compaginar los legítimos derechos de los autores y del público. Desde luego, la situación actual en que pagas un canon por si se te ocurre usar el equipo o el CD para piratear es injusta, impropia de un país de 1ª.