Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

Errónea manifestación

Ver a los sindicatos ir de la mano y convocar una multitudinaria manifestación es algo que debería haber ocurrido hace ya un tiempo, así que por ahí no albergo queja alguna. Ahora bien, el leit motiv de la misma es la que ni me convence ni me parece adecuada a los tiempos que corren. El ataque frontal a los empresarios no es entendible, pues no en vano son ellos quienes generan el poco empleo que se crea hoy en día.

Menos comprensible es si tenemos en cuenta que el gran destructor de empleo es el Gobierno, obviamente no de forma directa pues el funcionariado puede vivir tranquilo. Son sus políticas, o la inexistencia de éstas, las que han llevado a España a liderar el paro europeo, y especialmente el desempleo juvenil, y dejar unas desoladoras cifras superiores a los 4 millones de parados. Y creciendo.

Por ello es inexplicable que los sindicatos, esas organizaciones que deberían velar por los intereses de los trabajadores, se unan ahora y clamen contra el empresariado y sus supuestas triquiñuelas, y hayan sido incapaces de apartar por un día sus creencias políticas y reclamar al Ejecutivo de Zapatero medidas eficaces y reformas laborales. Es, por ello, buen momento para teorizar sobre la conveniencia para la sociedad de la privatización de los sindicatos, con una financiación independiente de su ideología. Mientras decidan deberse a un partido político como el PSOE los derechos de los trabajadores estarán en entredicho.

2 comentarios

Fernando dijo...

Hola, Ramón.

En Es.radio y en Intereconomía han comparado a veces la situación a la que vamos en España con la Argentina de Perón. Uno de esos elementos es, precisamente, éste: que los sindicatos no son independientes, que son una parte del Partido, que no defienden a los trabajadores sino al gobierno y al Partido, a cambio de beneficios no para los trabajadores, sino para los jefes sindicales. La mani del sábado puso todo esto muy de manifiesto.

Si no fuera tan vago, si tuviera cámara digital, habría hecho una foto buenísima en la puerta del Sol, el sábado por la mañana, los liberados sindicales, con sus banderitas, haciendo cola para comprar lotería en las administraciones, como si se fiaran más del sorteo del 22 que de Zapatero.

Ramón_Lozano dijo...

Tú siempre fijándote en el aparente dato anecdótico que, sin embargo, es el que bien interpretado más dice sobre la situación, la condición humana...

Yo la Argentina de Perón sólo la conozco por oídas de mis abuelos, de cuando vino a Madrid Evita Perón y poco más, así que no sé, pero desde luego que los sindicatos valen para lo que ellos quieren, pero no para lo que sus trabajadores querrían.

Saludos