Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

¡¡El problema de Garoña es la piscina!!

Y no dejo Garoña, porque el secretario provincial del PSOE burgalés acudió ayer noche a una tertulia a deleitarnos con un par de incongruencias fruto de su sometimiento a las directrices nacionales de su partido, siempre muy perjudiciales para la provincia castellana. Entre las afirmaciones poco reflexionadas que salieron de su boca me quedo con la de que cualquier empresa -Iberdrola, Endesa...- puede construir una central nuclear en España cuando quiera. Yo también me quedé estupefacto, y la cara de los contertulios reflejaba el mismo sentir.

Aseguró que el cierre de Garoña estaba dentro de su política de cierre de centrales nucleares siempre y cuando hubiera consenso social, que es una de las cosas que más se han echado en falta, así como no vilipendiar la contrastada y acreditada opinión del CSN. Precisamente cuando fue preguntado por esa actitud del PSOE, el secretario provincial burgalés aclaró que el CSN nunca se había pronunciado sobre la piscina de residuos de Garoña. Así que ya no hablamos de riesgos nucleares, ni de peligro de explosión... sino de la piscina de Garoña. El político se agarraba a un clavo ardiendo con tal de no contradecir al eminente Presidente del Gobierno.

Además esa tertulia sirvió para aclarar un par de cosas más. El Parador de Turismo se especula que puede ir en dos localidades gobernadas por el PSOE: Miranda de Ebro y Oña. Pero resulta que ese Parador no será tal, sino una nueva denominación de negocio hostelero similar a los Paradores pero promovido por la Junta. Sin olvidar que los 900 millones prometidos para la zona se emplean en sus dos terceras partes en el desdoblamiento de la A1, prometido años ha. Y como no hay políticas serias de recolocación de los trabajadores, se espera que se involucren durante 9 años en el desmantelamiento de la central que les da de comer. Y esto no es todo, porque queda el grave problema del blindaje vasco que afecta a esta zona colindante con Álava como a ninguna otra. Y aún tuvo tiempo de contarnos alguna verdad a medias (gran mentira dicen) más, pero eso lo dejo para otro momento. Ahora bien, ¿quién va a creer en políticos así?

1 comentarios

JOSÉ dijo...

Da la sensación de que no saben qué hacer.