Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

Desenvolviendo urnas

Mañana llega por fin el "esperado" momento de depositar nuestro voto en las urnas. Tras una campaña que, una vez más, ha discurrido al ritmo de las noticias que saltaban en los medios de comunicación (tampoco en Italia se salvan) , los españoles deberán acercarse a las urnas para dar voz en Europa a quien elija como portavoz de sus deseos. Pero esta idílica visión no es más que éso, utópica.

Mañana habrá todo tipo de votantes. Los habrá que estén hartos de la crisis en la que estamos sumidos y de la que el PSOE se ha mostrado incapaz de sacarnos y le den otro espaldarazo al bueno de Rajoy; los habrá que le tengan tantas ganas al gallego como a Zapatero y acudan al colegio electoral con serias dudas y con el voto en blanco en mente o, en su defecto, al partido minoritario que más simpático le caiga. Es aquí donde pueden pescar un par de votos los partidos de centro -son tres, más o menos- , pero nada impedirá que siga mandando el bipartidismo. No obstante, salvo descalabro monumental, nada hace suponer que pueda haber movimiento en el Congreso en próximas fechas. Y es que aquí juegan Rajoy y Zapatero enmascarados como Mayor Oreja y López Aguilar, por si vienen mal dadas.

Los nacionalistas, todos "arrejuntados", intentarán llevar a Europa sus exigencias de reconocimiento como naciones, países, civilizaciones o el término imperialista que se les pase por la cabeza llegado el momento; lo cual no deja de ser un anacronismo y una paradoja. Anacronismo porque ha llegado el momento de formar una gran nación llamada Europa y paradoja por eso mismo, o viceversa. Lo mismo da, es la pescadilla que se muerde la cola. Que una región busque independencia y su constitución en un nuevo Estado cuando se supone que toda Europa debería reorientar sus miras a crear esa heterogénea macronación resulta contradictorio se mire por donde se mire. Quizás Europa pueda curar los males de los nacionalismos.

Y yo mientras siendo uno de los cien mil "afortunados" que recibieron el sms de M.Rajoy.

4 comentarios

Corfu dijo...

Muy buen análisis de lo que creo yo que pasará en la jornada electoral de hoy.

Me quedo de todo ello con que lo digan o no lo digan es un examen muy importante el que Rajoy y Zapatero hoy se enfrentan... y seguramente en función de los resultados encontremos cambios o no en esos dos partidos.

Por cierto, enhorabuena por el blog. Te invito al mío:

http://www.farodelameseta.blogspot.com/

ICE MAN dijo...

Suerte amigo!!!!!!!!! porque cada día veo que la casta política hace méritos para que la gente se canse de ellos y no vayan a votar:

un saludo

Andrés Álvarez Fernández dijo...

"ue una región busque independencia y su constitución en un nuevo Estado cuando se supone que toda Europa debería reorientar sus miras a crear esa heterogénea macronación resulta contradictorio se mire por donde se mire. Quizás Europa pueda curar los males de los nacionalismos."

Eso es, con todos mis respetos un absurdo, amén de ser imposible, pues no existe un "demos", una nación, una cultura, un "volksgeist" europeo...

Por otra parte no deja de sorprenderme por más que lo oigo, que los más extremistas centralistas, y por tanto partidarios de otro nacionalismo cancerígeno más, nieguen la posibilidad de federalizar la nación española y sin embargo aplauden con las orejas el sueño orwelliano de un super-estado europeo, lo cual es una prueba inequívoca de su hipocresía, fascismo e ignorancia.

Ramón_Lozano dijo...

Yo no digo que Europa deba convertirse en una nación, porque es imposible. Si los grandes países tienen problemas para mantener a todos sus ciudadanos siendo partícipes de su nación, ¿cómo van a juntarse varios cientos de millones bajo una misma bandera que nadie siente como propia?

Pero creo que hay que intentar que la Unión Europea tome forma y adquiera fuerza, de modo que se pueda complementar en algunos aspectos con cada uno de sus países miembro. Cosas como la seguridad, el libre mercado, la educación universitaria, etc, deben estar bajo la supervisión de la UE. Por eso lo que pretenden los nacionalistas va en contra del espíritu europeo. Actualmente se intenta avanzar en dejar un poco de lado las características propias de cada país y centrarse en los aspectos comunes a todos. Los nacionalismos pregonan, precisamente, lo contrario. Defender lo autóctono en contra de cualquier otra cultura que aporte algo de fuera.

Saludos