Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

Cuando confluyen ETA y la izquierda

¿Por qué no me sorprende que una declarada activista de izquierdas haya sido incluida en una operación policial contra el entorno de ETA? Y eso que la mujer residía en Huelva y, al parecer, era muy popular en su barrio. Un lugar donde nadie sospechaba de sus vínculos con el mundo terrorista. Ella se dedicaba a dar cobijo a los familiares de los etarras presos en Huelva. "Por solidaridad" dice.

Será que en esta sociedad patas arriba los familiares de aquellos que no han dudado en segar vidas inocentes necesitan mucho más de la solidaridad de esta onubense que aquellos que han visto como sus vidas eran truncadas por la arbitraria decisión de unos "muchachos", como diría el inefable Arzallus, que encontraban su presencia como un obstáculo para sus aberrantes ideas. Dice esta mujer que ella no se mete en ideales, ni en política. Sólo que en el terrorismo no hay política, sino miedo, extorsión, crueldad y mucha sangre derramada.

Otra vez más confluyen la ideología de izquierdas con el terrorismo etarra. El mundo abertzale deriva del marxismo y, por desgracia, mucha gente que comparte estos ideales comunistas buscan la manera de justificar su apoyo a la lacra del terrorismo. Sorprende que una andaluza, aunque visitante habitual del País Vasco, sea tan "solidaria" con estos asesinos y se sienta incapaz de hacer distinciones. No todos los presos son iguales, y si no que pregunte en las cárceles. Pero no está sola. Muchos grupos radicales que dicen apoyar a un club de fútbol negocian con la kale borroka y establecen lazos de amistad. Por descontado en el País Vasco, pero también en Burgos o Vigo. Quizás que el 20% de los votos de Iniciativa Internacionalista, el voto batasuno, provenga de fuera de Euskadi pueda ser significativo.

1 comentarios

Fernando dijo...

Hola, Ramón. No conocía la noticia que relatas. Me ha hecho recordar uno de los primeros blogs que frecuenté, de un chico de tu edad muy de izquierdas. Siempre discutíamos, claro, pero era divertido. El problema era cuando salía el tema vasco o la ETA, donde decía cosas bien raras. Ya un día le dije "bueno, parece como si pensarás que ETA tiene razón", y él me reconoció que sí, que en realidad es lo que pensaba.

Por lo demás (y ahí viene tu conexión entre abertzales y marxistas) esto nos hace valorar nuestro sistema de partidos, donde no hay -afortunadamente- un partido marginal fuerte, problemático, que obtenda en todas las provincias el % alto de gente radical que hay en todos los sitios, no sólo en el País Vasco.