Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

Bravo F1

España da un paso más en la conquista de la Fórmula 1. Primero llegaron los pilotos, con Emilio de Villota, Pérez Sala y Adrián Campos como pioneros. Luego aparecieron los ingenieros, siendo Joan Villadelprat la cabeza visible. Después un español comenzaba a firmar podios y vencer carreras, hasta lograr proclamarse campeón del mundo de F1. Sólo faltaba que la exclusiva parrilla hiciera hueco para un equipo español, y ese día acaba de llegar.


Adrián Campos hace realidad los sueños de los aficionados españoles al automovilismo al ser aceptado por la FIA como uno de los 13 equipos que el próximo año disputarán la F1. Al menos, en principio. Ya veremos cómo queda realmente la situación si Ferrari decide llevar a cabo sus amenazas y si los demás grandes le acompañan a un campeonato paralelo. A las 10 escuadras habituales se acaban de añadir una inglesa (Manor, con una dilatada experiencia en F3), una americana (estaba cantado por la necesidad que tiene la F1 de introducirse en EEUU) y una española, Campos Meta1.

El proyecto español está abanderado por Adrián Campos, uno de esos pilotos pioneros a finales de los 80. Tras abandonar los volantes puso en marcha un equipo que ya desde sus comienzos fue realmente competitivo, venciendo repetidamente la F-Nissan 2.0, haciendo campeones de ese campeonato a Marc Gené, Fernando Alonso y Antonio García, un talento desaprovechado. Posteriormente se dedicó a compaginar las World Series con la Fórmula 3 española, logrando en ésta última numerosos éxitos. Pero el momento clave fue el salto a GP2, a pesar de que sus primeros años fueron muy pobres de resultados, ocupando las últimas posiciones de manera perenne.

Sin embargo, con ayuda de Alejandro Agag, obró el milagro y dio un salto cualitativo logrando adjudicarse el campeonato de GP2 por equipos, un éxito sin precedentes en el automovilismo patrio. Tras hacer historia decidió vender el equipo en su totalidad al yerno de Aznar e iniciar nuevos proyectos que unir a su equipo de F3. Este año lo ha intentado en el Mundial de Turismos, en la A1GP y en F-Master. Lo que pocos esperaban era que diera el abismal paso de optar a la F1.


Lo ha hecho de la mano del empresario malagueño José Ramón Carabante, presidente de Grupo 2002, un holding que engloba a más de 30 empresas, destacando Corporación Financiera Issos, con sede junto a la Cibeles. Este andaluz afincado en Murcia desde hace 8 años fue un nombre común de la era dorada del ladrillo, aglutinando participaciones del 6% en Colonial y del 5% en Reyal Urbis. Además llegó a tener en nómina al ex-ministro Miguel Boyer.

La estructura del equipo se repartirá entre Madrid -sede administrativa- y Valencia, haciendo uso de las instalaciones que posee Campos Grand Prix en Alzira, a unos kilómetros del circuito de Cheste. Además los baloncestistas Jorge Garbajosa y Pau Gasol también participan del proyecto en el que Adrián Campos apuesta "por lo español hasta las últimas consecuencias". Con motor Cosworth y chasis Dallara, parece que el resto sería de pura raza española.

En el plano deportivo se rumorean los nombres de Pedro Martínez de la Rosa (sería su última oportunidad para correr en F1) y Marc Gené. A ellos se unen pilotos de GP2 como Javi Villa y Roldán Rodríguez, claramente inferiores a De la Rosa. No obstante no excluye a otros pilotos que han corrido bajo su batuta como Vitaly Petrov -actual líder de la GP2 y que se convertiría en el primer ruso en F1- o Sergio Pérez, méxicano por el que apuesta fuerte la empresa del magnate Carlos Slim, Telmex.


Campos Meta1 ha logrado lo que a Epsilon Euskadi se le ha resistido, pues era la otra escudería española en liza por un hueco en el Gran Circo. Pero no es el primer intento por formar un equipo español en la categoría reina, pues a principios de los 90 surgió la idea de crear un equipo llamado Bravo F1 -de ahí el título como tributo- en un proyecto que pensaba contar con Jordi Gené, hermano de Marc, y que se vino a pique por un cúmulo de despropósitos que, de paso, arruinó la proyección de Jordi Gené.

2 comentarios

Temujin dijo...

Hay que estar con la tecnologia punta, es un camino que puede proporcionar resultados industriales a largo plazo...

Ramón_Lozano dijo...

De hecho ése es uno de los caballos de batalla de la F1 actual. COn tantos recortes y homogeinización de material, apenas queda espacio para el diseño y la innovación que pueda, posteriormente, aplicarse a la automoción.