Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

La píldora de la irresponsabilidad

Pensaba hablar sobre el tema de apertura del Debate sobre el estado de la Nación, la venta sin receta de la píldora del día después, pero he encontrado un artículo de otro blogger que suscribo palabra por palabra y que aquí os dejo. Su autor es Alberto Esteban, médico y dueño del blog "La verdad os hará libres".


"Parece ser que el Gobierno de España, el reinventor de los derechos sociales, está dispuesto a comerciar de forma casi gratuita la denominada "píldora del día después", o sea, un fármaco de características muy precisas que interfiere en el normal desarrollo de un embarazo. Como introducción sería interesante ver esta encuesta al respecto que publica hoy el diario 20 minutos.

Este es un tema complejo, pero creo que hay ciertas cosas claras. El primer aspecto importante es que dicho medicamento (principio activo + excipientes) se podrá vender en farmacias sin receta médica y sin límite de edad. Esto es, de inicio, un auténtico escándalo. En primer lugar porque estamos poniendo en manos de menores una gran responsabilidad, más aún, estamos siendo desleales a los principios de Salud Pública permitiendo que una chica de 15 años pueda adquirir motu proprio un fármaco y asumir, ríanse de la ley del menor, sus consecuencias.

Y me pregunto yo. ¿Se hará cargo el gobierno de las consecuencias derivadas del uso de un medicamento de forma descontrolada, trivial y fuera del control médico? Porque con todo respeto, yo no tengo por qué atender a una niña que se haya tomado esta maravillosísima píldora mágica por su cuenta y riesgo y haya empezado con decenas de efectos secundarios. Que la atienda la señora Jiménez y su jefe, que son los iluminadores de esta brillante idea.

Asimismo parece ser que esta es una estrategia conjunta del Ministerio de Igualdad y el Ministerio de Sanidad para reducir el número de embarazos no deseados y el número de abortos. Pues esto suena a mentira. No se puede vender como prevención de un problema tan serio como es el aborto un fármaco hecho de hormonas que interfieren en el normal desarrollo de un embarazo. Por no hablar de que esto va en contra de la educación sexual (tomarse una píldora después de haberte tirado al vecino no es una correcta salud sexual) y la prevención de las enfermedades de transmisión sexual (ETS).

O sea, que los mismos que critican, no sin razón, a la Iglesia Católica por su intransigente postura frente al preservativo y las ETS, proponen un método que no evita la sífilis, ni el VIH, ni la Hepatitis B, ni el CMV, ni el chancro blando, ni el linfogranuloma venéreo ni nada. Más aún. Cuando se promueven estas medidas la gente se olvida de que, y perdón por la expresión, cuando se folla sin protección no sólo puedes dejar embarazada a tu pareja, sino que le puedes pegar todo y más. O sea, que es esperable un repunte de las ETS. Pero estoy tranquilo, porque será la Ministra Jiménez la encargada de atender esos nuevos casos.

Está claro que el uso de este fármaco, que denominan estúpidamente como medio de emergencia, va a disminuir el número de embarazos no deseados. ¡Sólo faltaba! Entre esto y la nueva ley del aborto el año que viene no llegarán a 7 u 8 las mujeres que han decidido abortar. ¡Todo un éxito del gobierno socialista! Pero ay madre, los nuevos casos de ETS que se habrán producido por sustituir el preservativo por la píldora mágica, será digno de una tesis doctoral, o dos.

¿Es malo este medicamento? Evidentemente no lo es, si no no estaría autorizado. Sin embargo un fármaco de estas características debe ser supervisado por un médico, porque tiene efectos secundarios importantes. Porque entonces, si las chiquillas compran un fármaco sin receta médica, ¿Quién va a asumir los efectos secundarios de este fármaco?Y si hay alguna contraindicación en una chiquilla concreta, sea por idiosincrasia o no, para tomar este preparado hormonal, ¿Qué hacemos? Bueno, digo yo que si la chiquilla muere al menos el estado devolverá a su familia los maravillosos 20 euros (IVA-deuda de ZP incluídos) que cuesta este pool mágico.

Mi opinión es que este fármaco debería estar restringido a los casos en que los facultativos consideremos que es necesario. O sea, que el estado tiene la obligación de promover una correcta educación sexual que prevenga los embarazos no deseados y las ETS. Sólo en le caso en que se fracase y se llegue a un embarazo no deseado se podría pensar en este método. Y un último comentario. Para mí es igual de idiota que una mujer aborte la semana 17, que la 3 que antes de la implantación. El problema no es el tiempo que tenga el nuevo ser, sino el fracaso que supone para una sociedad la existencia de un embarazo no deseado."

1 comentarios

Alberto Esteban dijo...

Jajaja bueno, muchas gracias por la mención. Espero ver tu análisis del debate de hoy en los próximos días.

Un abrazo