Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

La oportunidad de Bolonia

El Tratado de Bolonia da la oportunidad a las universidades españolas de situarse a la vanguardia europea, siempre y cuando sepan adaptarse correctamente el nuevo modelo de enseñanza. Por su propio interés, por el de aparecer en los rankings anuales de las mejores universidades europeas, deberían trabajar por implantar Bolonia como debe ser. Pero esto quizás sea lo que menos importa a quienes dependen de la universidad, empezando por alumnos y continuando por profesores.

Bolonia supone una revolución del sistema académico y no sólo por la reordenación de los títulos, lo que permitirá a los nuevos universitarios moverse con mayor facilidad por toda la Unión Europea una vez finalizados sus estudios. También introducirá un nuevo concepto de enseñanza más próximo al modelo americano o anglosajón, el cual se ha destacado por la alta calidad de su enseñanza y sus bien formados profesionales. En España sólo podemos presumir de licenciados y diplomados con vastos conocimientos que se encaminan irremediablemente hacia el abismo profesional.

Y ése es uno de los aspectos que pretende pulir Bolonia, enfocando las titulaciones hacia su posterior uso en el campo profesional, evitando profundizar en conocimientos que carecen de valor más allá del que aporta el propio saber, y ahondando en aquellos de mayor utilidad para la vida laboral y el desempeño de actividades profesionales. Está claro que esto no es ninguna mercantilización de la universidad, pero sobre falsos mitos de Bolonia hablaré otro día.

Ante todo creo que son las pequeñas universidades las que más pueden beneficiarse de la reforma educativa, pues pueden coordinarse de manera más eficaz para lograr implantar el modelo con garantías. Además ahora se abre la puerta a la creación de nuevos estudios a iniciativa de cada institución -con el aprobado del Ministerio- lo que puede poner de relieve los puntos fuertes de cada universidad convirtiéndola en referencia continental en ese campo.

Pero sobre todo hay que ser valientes y aprender del modelo americano sin olvidar que no todo es exportable, aunque sólo sea porque eso supondría un vuelco total a nuestra pésima educación secundaria. El Hospital Clinic de Barcelona fue osado y pionero en España al compaginar formación, investigación y sanidad y ahora es la referencia en el sector. Ése es un buen ejemplo de valentía a seguir para dotar de calidad a nuestro sistema universitario. Pero sobre todo que no sea a costa de que los alumnos deban invertir más horas de estudio y apenas puedan disfrutar de su juventud, pues algunos programas piloto están fracasando estrepitósamente al exigirles a los estudiantes el doble de lo habitual.

1 comentarios

Alberto Esteban dijo...

Lo importante es saber aprovechar las ventajas de Bolonia y corregir sus defectos.

Saludos