Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

Rajoy, un tipo inteligente

Hace unos meses Mariano Rajoy se tambaleaba en el panorama político español y parecía haber perdido todo su crédito. Sus vacilaciones ideológicas (hasta entonces inexistentes) no ayudaban, su imagen estaba tan desgastada que nadie dudaba de que se acercaba inexorablemente a su ocaso al frente del Partido Popular, era hostigado por los medios de comunicación y por sus propios compañeros sin tregua alguna, y se le negaba carisma alguno.

Ahora la situación ha cambiado y todo gracias a que ha sabido jugar sus cartas de manera tan hábil que la opinión pública apenas lo ha percibido. A ello también han contribuido dos personajes que enfrascados en su particular batalla no han sabido detenerse y reflexionar sobre ello. Ellos son Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón, ambos con tantos detractores como defensores. En su lucha por el poder en Madrid, en el PP, en Caja Madrid y en todo en lo que pudieran rivalizar, se han desgastado mutuamente perdiendo tanta credibilidad el uno como el otro, dañando seriamente su proyección, lo que supone un serio mazazo a sus ambiciones.

Por si esto no fuera poco, Mariano decidió dar una alegría a quienes más le criticaban. Aquellos próximos a Esperanza (ahora Esperanza es la crítica y Gallardón el más fiel vasallo de Rajoy) y los miembros del ala conservadora sonrieron por fin cuando Rajoy optó por Mayor Oreja como cabeza de lista para las europeas. La decisión estaba cantada, pero no por ello dejó de reconfortar a muchos. Mayor Oreja, de quien hablaré otro día, representaba esos valores que algunos no dudaban en aseverar, al abrigo de la opinión de un famoso locutor, que habían desaparecido en el PP, calmando a los "ofendidos" y poniendo las cosas en su sitio.

Para rematar la faena y tener contentas a las bases y evitar mantenerse en el ojo del huracán ha optado por no incluir a Galeote en las listas europeas, y hace bien. El País lleva un tiempo centrado exclusivamente en airear todo lo relacionado con el "Caso Gürtel" y llevarlo a la portada del periódico, como táctica que empañe la crisis y no lleve al PSOE a darse un batacazo. Y es que los tiempos y la pésima gestión de Zapatero también le han venido como anillo al dedo a Mariano Rajoy para reforzar su imagen y ganar enteros. Esta crisis que por haber sido tan mal gestionada se ha convertido en un verdadero quebradero social pasa por ser el vendaval que lleve en volandas a Mariano a una nueva victoria.

Porque si hay algo que tengo seguro es que Rajoy y el PP van a ganar en Europa. Muy bien se han hecho las cosas desde la oposición desde hace un tiempo como para que la sociedad no sepa apreciarlo, a pesar de las malintencionadas cortinas de humo inventadas desde sabe Dios dónde. Y no sólo hablo de los oportunistas procesamientos judiciales - que evidencian una Justicia vendida a la política del PSOE - sino también de las cortinas de humo lanzadas para ocultar la crisis como han sido los estériles debates sobre aborto y eutanasia.

3 comentarios

Miguel A. dijo...

La verdad es que sí. Ya lo dije en mi post. Nadie debió de decir nunca que Rajoy era imbécil ni subestimarlo.

Geshcann dijo...

Yo creo que el punto de inflexón es la famosa foto de familia en Génova denunciando persecución políticojudicial. A partir de ahí vino el cese de Bermejo, la victoria en Galicia y el éxito del País Vasco sin olvidarnos de Kosovo, remodelación express de Gobierno con filtraciones incluidas y cómo no, crisis y desempleo.

Hace unos meses Rajoy tenía malas cartas y supo jugarlas bien. Ahora sin embargo las cartas son buenas así que cabe esperar un buen resultado.

Saludos¡¡

Alberto Esteban dijo...

Interesante lo que comentas, además, lo comparto en parte. Sin embargo yo quería añadir 2 cosas:

1. Como bien dije en mi blog Rajoy seguirá estando cuestionado, en menor o mayor medida, hasta que gane unas elecciones a las que se presente.

2. No hay que perder de vista el gran mérito del PSOE en el ascenso en las encuestas del PP. Un partido, aún a propósito, no puede hacer una gestión más lamentable.

Saludos