Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

Tópicos españoles según Woody Allen


Parece que al cineasta neoyorkino Woody Allen no le enseñaron la esencia asturiana cuando acudió a recoger su Premio Príncipe de Asturias, ni notó diferencia alguna al tocar en el Festival Internacional de Jazz de Vitoria con el resto de España, y de ahí que todos los tópicos españoles que un desinteresado extranjero puede tener en mente queden vastamente reflejados en una película como la que nos ocupa: Vicky Cristina Barcelona.

Ni la presencia de Penélope Cruz ni de Javier Bardem, así como un plantel técnico de mayoría española, parecen haber servido para que Woody Allen retocara su guión de modo que fuera más acorde a la realidad de las regiones visitadas en el film: Asturias y Cataluña. Y digo esto porque en el Principado Bardem y Rebeca Hall deciden degustar un buen vino y escuchar un recital de guitarra española, cuando habría quedado mucho más apropiado escanciar una buena sidra y sentir los especiales sonidos de la gaita.

En cierto modo me da la sensación de que Allen se ha dejado guiar bastante por el cine de Almodóvar, incurriendo en clichés y desvirtuando este film de propaganda barcelonesa, pues no en vano su rodaje en la capital catalana se debe a los 2 millones de euros aportados por instituciones públicas catalanas. El último trabajo de Woody no está mal, sigue su línea de enredos amorosos prácticamente inverosímiles, y lo complementa unas acertadas interpretaciones, destacando el papel secundario de nuestra Penélope, realmente desquiciante, y que apunta al Oscar. Bardem y Hall también se muestran correctos, lo que les ha valido una nominación a los Globos de Oro aunque, particularmente, no encuentro tan sublime a Javier Bardem como para merecer esta distinción.

En definitiva, se trata de un largometraje con la firma de Woody Allen y pinceladas almodovarianas, que fuera de nuestras fronteras está siendo admirada por el público pero que para quien conozca nuestra tierra y la idiosincrasia española no creo que se se sienta partícipe del entorno reflejado en la pantalla.

2 comentarios

tricesimus dijo...

A mi también me pareció que la peli rebosa tópicos por todos los lados. creí que Woody Allen le daría una vuelta de tuerca a nuestros clichés, pero al final todo igual: copa de vino, guitarra espaoñla...
A Penélope le falta a veces el clavel para parecer la Morena de la Copla (me pareció pelín exagerado su papel).
Un saludo

Fernando dijo...

Para mí lo más ridículo fue la imagen de Bardem como un super-pollón (con perdón), a cuyo paso todas las mujeres quedan locas y deseando follar con él. Como un Alfredo Landa, vamos, pero en peor actor y en comunista rico.

Muy buena la crítica, en todo caso.