Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

Patxi López es un candidato "subprime"

Basagoiti se descolgaba con esta frase durante el X Congreso de NNGG del País Vasco, en el que Leticia Comerón ha sido elegida presidenta con el 84% de los votos. A continuación la crónica de lo acontecido en el Hotel Silken de Vitoria.

Antes del mediodía tomaba la palabra el presidente del PP de Álava, el diputado Alfonso Alonso transmitiendo ilusión por lo "bonito que es defender la libertad" y haciendo hincapié en la necesidad de "un discurso claro". Además, entrando ya en terreno político, comentaba que "los dos problemas son Ibarretxe y Zapatero" pues "se gustan el uno al otro" y "se juntan". De hecho, para Alfonso "son dos caras de la misma moneda" que a fin de cuentas es "la falta de libertad". El sonoro aplauso le envalentonó y mantuvo que "Zapatero está al servicio de Ibarretxe". Además recordó que, a pesar de ganar el PP, el PSOE regaló la Diputación Foral de Álava a la tercera fuerza más votada, el PNV. Incitó a "mandar democráticamente a Ibarretxe a casa", sin olvidar que "Basagoiti es la alternativa de la gente de la calle, pues busca unir y vivir"

A todo esto siguieron una serie de ponencias de empleo y política, haciéndose cargo de una de ellas "uno de los principales activos" de NNGG en el País Vasco. El informe de gestión fue aprobado no sin dificultades, con una alta proporción de votos en contra y en blanco. Durante este rato se echó en falta la presencia de Sergio García, presidente de NNGG en Vizcaya, que por motivos laborales no llegó a tiempo. Sí estuvo su homónimo de Guipúzcoa, Íñigo Arcauz, quien pronunció las primeras palabras en euskera de la jornada, rematando su intervención con un "España nos necesita; vencimos y venceremos". El optimismo, como es obvio, corría a raudales.

Justo después, la por entonces candidata, Leticia Comerón, presentaba su programa estructurado en 10 compromisos logrando, apenas media hora más tarde, el apoyo del 84% de sus compañeros. Antes de esto, a la una, entraba en la sala Pablo Casado, presidente de NNGG de Madrid, levantando cierta expectación. A él le acompañaban un nutrido grupo de madrileños, que venían a sumarse a burgaleses, toledanos, asturianos, navarros... así como presidentes de NNGG de distintas partes de España.

Tras la comida, a las 16.50 y entre flashese, llegaban Antonio Basagoiti, Marimar Blanco Y Soraya Sáenz de Santamaría. La primera en tomar la palabra fue Marimar Blanco, a la sazón presidenta de honor de NNGG de Álava. Tras un emotivo y prolongado aplauso inicial, tomó la palabra asegurando que el PNV "está empeñado en no legislar en contra de la política de ETA". Después subió al estrado el presidente saliente, Carlos García, quien se mostró muy duro con Ibarretxe, al que tildó de "agotado lehendakari", y lamentó que Bilbao hubiese perdido "al mejor alcalde que habría tenido la Villa", Basagoiti.


A continuación regresaba al atril la estrella de la jornada, Leticia Comerón, la presidenta entrante, quien hablaba de la "misión mesiánica" de Ibarretxe, consistente en "salvar el País Vasco". Después estructuró su discurso según los temas que interesan y afectan a los jóvenes, comenzando por la educación y comentándonos lo que es hoy en día la UPV (Universidad del País Vasco), por supuesto con conocimiento de causa, pues ella se licenció en ella, "donde campan a sus anchas los radicales". Continuó refiriéndose al empleo, materia en la que se encuentran "a años luz de Madrid". Y acabó con grandes sentencias del tipo: "los del PP somos tan vascos como los del PNV" pero "sin complejos", así como "Ibarretxe no ilusiona", "queremos que ETA desaparezca" y nuestro "referente es Miguel Ángel Blanco".

Ante la ausencia de Nacho Uriarte, presidente nacional de NNGG, fue su número dos quien le reemplazó, recordando que los mayores problemas juveniles son la vivienda, el empleo y la educación, y que por ello se debe cuantificar la gente en la cola del INEM y la cola en las clínicas abortistas. Además recalcó su satisfacción de ver las intervenciones parlamentarias de la vice-presidenta De la Vega, con su estilo chillón, "grescoso" y su extralimitación del tiempo, "algo corregido por sus asesores". También apostilló que por culpa de las reiteradas mentiras del Gobierno, los españoles han acudido asustados al banco a saber si debían retirar sus ahorros.

Como penúltimo, y alterando el orden del Congreso por deseo expreso suyo, Antonio Basagoiti subía al escenario agradeciendo el trabajo de Carlos García y asegurando que 70.000 jóvenes vascos han debido emigrar en los últimos 10 años ("un autobús lleno cada dos días"). Poco después se gana el aplauso del público al asegurar que "Patxi López es un candidato subprime", ya que no da ninguna garantía y no es de fiar. En definitiva, que el "PSE da menos garantía que una hipoteca basura".

Y a las 6 de la tarde en punto llegaba el esperado turno de Soraya Sáenz de Santamaría que recomendó a Leticia que fuera ella misma. Además recalcó que hacer política en Euskadi debe suponer una legitimación especial. Posteriormente se centró en el PSOE, cuyo problema es que "trabajan poco", y en su líder, a quien recordó que "para gobernar hay que ser valiente", pues Zapatero tiene miedo al coste político. Unos chascarrillos, del tipo "tenemos 17 pollos-ministros sin cabeza", amenizaron la intervención de Soraya, que se mostró muy cercana a los jóvenes y a quienes la acompañaban esta tarde del 4 de octubre. La corriente "negacionista" del PSOE tampoco se salvó de la quema, así como el Ministro Pedro Solbes, que ha aumentado un 25% las prestaciones por desempleo pero no ha aportado idea alguna para reducir el paro y generar el necesitado empleo. "¿Presupuestos de crisis?", se preguntaba. "No. Presupuestos para seguir otros años más de crisis", se contestaba como rápido análisis de los nuevos Presupuestos Generales del Estado. Y es que, "los de la generación de Solbes somos unos pringaos". Soraya dixit.

En definitiva, un interesante congreso en el que la nueva presidenta regional del País Vasco entra con ganas y buenas ideas, así como con una simpatía y naturalidad que, ya de por sí, convence y capta votos. Ni rastro queda de aquella supuesta pérdida de principios que tanto pregonaron algunos, pues las ideas de Leticia Comerón van en la misma línea que las de Rajoy. Y eso lo ha dicho hoy alguien en el escenario.

Foto: Leticia Comerón y Antonio Basagoiti (de espaldas ambos) escuchan a Sáenz de Santamaría

2 comentarios

Miguel A. dijo...

¿Has visto al Barça? Yo soy de Agüero (que no del Atlético. Soy del Depor), pero vaya mierda de organización la del Atlético.

Un saludo

Ramón_Lozano dijo...

Pues no lo vi. Estaba escribiendo ésto, jeje. Pero además no me acordaba de que jugaban Barça y Atleti, porque mi padre me dijo que ya ganaba 5-1 el Barça y pensé que sería contra el Recre o alguno así (sin desmerecer a nadie)