Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

Una victoria desde territorio comanche

A la vista de que la actualidad política se ha calmado después de un fuerte comienzo de junio, aprovecho a hablar del acontecimiento nacional por antonomasia: la clasificación de España para las semifinales de la Eurocopa. De hecho creo que tiene su interés el contar cómo hemos vivido los Erasmus que andamos por aquí tal momento. Y es que no es lo mismo ver el partido tras las líneas enemigas...


Aunque somos pocos españoles (en torno a 80) somos muy ruidosos, así que decidimos sabiamente dispersarnos para ver el partido, aunque teníamos la consigna de encontrarnos en una céntrica plaza a celebrar la victoria, en caso de que obrara el milagro. Y así fue, hubo milagro, el de San Iker, rememorando tiempos de Corea cuando osó detener un par de penaltis irlandeses. No obstante nos comportamos con respeto, pues con el buen tiempo las calles se poblan de italianos y nos encontrábamos claramente en minoría. Es más, algún español me advirtió que me andara con ojo pues vestía un polo de España. Pero Pavía es tranquila y la osadía no salió cara.


De todas formas en el campo se vio bastante poco, algo más por nuestra parte, pero sin llegar a inquietar. Pero me alegro del éxito de Casillas, el verdadero crack de esta selección. Aquí, donde se idolatra a Buffon y no dejan resquicio a la duda sobre el mejor guardameta del mundo ( "Buffon el mejor y Casillas entre los 5 mejores" decían ayer los "objetivos" comentaristas de la RAI), tuvieron que soportar cómo Gigi cometía un error garrafal que estuvo a punto de costarles un serio disgusto y después cómo Casillas detenía 2 penas máximas con una suficiencia insultante.

Ahora la emoción nos invade como nunca antes. Por fin nos sentimos capaces de hacer algo grande, pero Rusia es un arma de doble filo, pues supuestamente es más débil y en la fase de grupos así se demostró (a pesar de que no contaban con su referencia, Arshavin) y una derrota haría más indigesto el mal trago de no acceder a la hipotética final Alemania-España. Volveré a vivirlo lejos de España, aunque ya no con todo un país en contra. Sinceramente fue una premonición cuando antes de iniciarse el encuentro las cámaras enfocaron una bandera española procedente de Gamonal, un populoso barrio burgalés. En concreto, esta bandera rezaba: "Gamonal, territorio comanche" Pues eso, como en territorio comanche me sentía.

4 comentarios

Miguel Pazos dijo...

Eso, hablemos de fútbol que es lo único que va bien en este país que ya no es nación desde hace un tiempo, sino un conjunto de 17 tribus... Bueno, no hablo de política. ¡Viva España!

Fernando dijo...

Querido Ramón:

¿Vives en el extranjero? Me quedo sorprendido, creí que lo hacías en Burgos. Oyes, creo que deberías explotar más esto, y poner más posts sobre el país en el que vivas.

Yo ni entiendo de fútbol ni me gusta, pero llegué a casa en el inicio de la prórroga, me la vi, me vi los penaltis, lo pasé en grande. Luego, en Madrid, hubo el santo caos que te puedes imaginar, tuvo que acabar cargando la policía. Y es que el fútbol es una pasión pura, que nos une a todos por encima de la política o la religión. Ojalá que en muchas más cosas de nuestra vida social cotidiana hubiera esa solidaridad, esa unión.

F.

Ramón_Lozano dijo...

Pues sí, Fernando. Este año estoy de Erasmus en Italia, aunque sigo muy enterado de todo lo que ocurre por Burgos. Es una de las ventajas de tener Internet.

Y sobre Italia puedo contar muchas cosas y eso es lo que intento hacer cuando me falta la inspiración para comentar alguna cosilla de política.

un saludo

Ewing dijo...

Harry, q sepas q en cuanto vimos la bandera de Gamonal nos dio un vuelco al corazón, y empezamos a vocear como nunca han voceado los Ewing.

Y sí, ganamos, y sí, el jueves a ver si lo volvemos a hacer, q yo creo q es más q posible.

Un queso, y te esperamos para el Popo-Rock III