Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

La vieja guardia va dejando paso


Cada uno tendrá su propia versión para esto que está ocurriendo. Me refiero al abandono de sus responsabilidades políticas por algunos de los miembros más destacados del PP. He leído por ahí que si la renuncia de Acebes es un desaire hacia Rajoy o que el "abominable" Rajoy se está cargando a todo quisqui. Pues bien, a pesar de ciertos errores que creo que ha cometido, debo reconocer que también está sabiendo acertar en otros casos, y éste es uno de ellos.


Entre los errores destacaría el desprecio a Pizarro y a Ana Mato, por ejemplo. El primero, escogido como estandarte de la campaña y fichaje mediático y, la segunda, traída desde Europa para figurar en puestos de relevancia por la circunscripción madrileña. Ahora ambos han sido abandonados y eso lo veo como un error. También el no contar con otros políticos de siempre del partido, que ostentaron importantes cargos públicos y fueron admirados por la opinión pública, lo encuentro como un fallo, sobre todo en estos momentos en los que se debería apelar a la cohesión interna, y qué mejor que haciendo partícipes a todos de esta renovación.


Tampoco me parece lo más acertado poner de portavoz a una gran trabajadora como Soraya Sáenz de Santamaría, cuya oratoria no está al mismo nivel que su concienzudo esfuerzo por el partido. No obstante, quizás sea una revelación, y con el rodaje justo llegue a desempeñar un buen papel. Como veis soy crítico con el líder a quien apoyo, pues me parece el mejor, pero querría defender, al menos, su postura ante los últimos hechos.


Se marchó Zaplana y lo hará Acebes. Sé que muchos están apenados en estos momentos, pero yo lo veo como un importante signo de regeneración política. Además lo encuentro necesario y lo he dicho por la blogosfera muy clarito. Tanto Zaplana como Acebes son políticos de mucha más valía profesional que gran parte de los que presenta el PSOE, pero su exposición continuada a la opinión pública y a los feroces ataques socialistas y los demás orquestados desde la izquierda han desgastado su imagen pública y política. Se han quemado y es necesario ceder esos puestos a gente igualmente preparada, que llegue con ganas, energía, buena imagen y, por qué no, nuevas ideas (o formas más moderadas de ver y explicar las mismas cosas).


Creo que es un paso importante desprenderse de lo que mucha gente considera el último lastre de la época de Aznar, aquellos a los que se reconocía por su obsesión con el 11M (era importante esclarecer lo ocurrido, pero no podía convertirse en el principal tema de oposición al Gobierno) y uno se cansa de oír el mismo argumento -sin argumento- de que si Rajoy quiere renovación que empiece por él mismo, cuando para muchos militantes es precisamente él el más adecuado para reconducir al partido.

12 comentarios

Alberto Esteban dijo...

Estoy de acuerdo contigo en lo fundamental. Yo no estoy en contra de que se vayan Acebes y Zaplana en absoluto. Creo que era momento de que se marcharan y reconozco y aplaudo la valentía de marcharse. Y agradezco su labor, mejor o peor, en esto cuatro años. Lo que no entiendo por qué Rajoy es el único impune. Tan visto y odiado es Acebes como Mariano. O se quedan todos o se van todos, pero las medias tintas nunca fueron buenas.

Saludos

tricesimus dijo...

Superado el capítulo de las universidades (volveremos), vuelvo a estar de acuerdo contigo punto por punto.
Probablemente Zapalana y Acebes sean mejores y más capaces que cualquiera de los/las ministros/as de este flojito gobierno. Sin embargo, está claro que en ellos dos y en Aznar ha basado el agit-prop su campaña de la extrema derecha nacional-católica y bla, bla, bla.
Además, el punto del desgaste es básico: de ministros a dura oposición durante ocho años haciendo trabajo sucio es algo difícil de aguantar.
Por último, apuesto por la renovación, como hizo e su día Felipe, como lo hizo Aznar (todos nuevos), como lo hizo ZP y como ha de hacerse siempre. Un saludo

Andrés dijo...

Aunque estoy de acuerdo contigo en los aciertos y desaciertos, yo veo esto como una debate inncesario orquestado desde el contrario para forzar una imagen de desestabilidad. Creo que le haríamos un flaco favor al Gobienro, dejar de hablar de Rajoy, Rajoy...y centrarnos en los problemas reales de la gente y que realmente nos importan.

Saludos.

Ramón_Lozano dijo...

Efectivamente, Andrés, pero quería dejar más o menos zanjado este asunto en mi blog. Con la marcha de Acebes creo que se pone final a una época y sentía necesidad de comentar algo.

un saludo a todos.

Isra dijo...

Yo creo que no se hacen las cosas bien en el PP, pues están creando una tensión innecesaria. Creo que el peor error de Rajoy ha sido la famosa frase de "voy a crear mi propio equipo", con lo que dejó muy abierta la puerta a posibles entendidos.

El segundo, es atacar de manera agresiva a Esperanza Aguirre, la cual lo único que ha hecho es decir que quiere un debate ideológico en el partido. Tendría que ser más comedido.

¿Y eso de no hablar a antiguos colaboradores? No se, pero creo que las cosas las han hecho muy, muy mal.

Por otro lado, no ayuda en nada que desde la COPE se le esté machacando constantemente. Pero por Dios, dejemos de ser tan imbéciles y aprendamos un poquito de la demagogia izquierdista. Si el líder dice blanco, todos blanco, pero todos son el partido, sus afiliados, su prensa, sus radios, sus televisiones....en fin, todos.

Ramón_Lozano dijo...

#Isra, Rajoy tampoco creo yo que haya atacado tan agresivamente a Esperanza. Dio un mitin en el que dijo un par de cosas con fuerza pero nada más. De todas formas Aguirre no ha querido sólo abrir un debate ideológico sino que se postulaba a candidata pero sin tener el coraje de decirlo abiertamente, lo que acompañado con la presión de los medios ha generado un clima de desestabilización del partido que no conviene a nadie más que a la izquierda.

Lo del corporativismo de la izquierda ya es de sobra conocido. Ellos van a una empleando todo, mientras que nosotros, que ciertamente somos mucho más críticos, empezamos a debatir y discrepar y es difícil que nuestra prensa amiga nos dé palmaditas en la espalda como ocurre en la izquierda. si cambiásemos cambiaríamos mucho, pero a lo mejor perdíamos nuestra esencia.

un saludo

Fernando dijo...

Querido Ramón:

Empiezo por aclarar que voté al PP en marzo, para evitar malentendidos.

Me parece gracioso que te alegres de que se vayan Zaplana y Acebes porque son gente antigua, porque fueron puestos por Aznar, porque dieron excesiva importancia al 11-marzo, porque están mayores. Rajoy lleva en esto unos 25 años, le puso Aznar, siguió la corriente a todos los pesados del 11-marzo y es mayor que los dos decapitados. Y, como dijo el otro, si se pierde el partido la culpa primera será del capitán, no del portero.

A partir de ahí, todo daría igual si ahora el Congreso de Valencia pudiera aclarar las cosas y la gente afiliada votar libremente, de eso saldría la mejor solución, fuera Rajoy o el primo metereólogo de Rajoy. Por desgracia, no va a ser así: el 20% de compromisarios avalistas y la estructura piramidal del partido imposibilitan una salida airosa.

F.

Jorge Castrillejo dijo...

El gran problema es el sistema más que las personas.

Ramón_Lozano dijo...

#Fernando, lo que se te ha olvidado poner en esa comparación entre Acebes y Zaplana es que están quemados, mucho más que Rajoy, y la imagen que transmiten, más conservadora, también les diferencia. Iba a decirte que no me alegro pero sí, sí me alegro de que hayan decidido abandonar los puestos de dirección del partido porque lo creo necesario para la renovación. No obstante sigo pensando que,a día de hoy, es Rajoy el único de los conocidos que puede enderezar el rumbo y mantener cohesionado al partido. Ahora está claro que no, pero esperemos a que pase el Congreso.

y en cuanto a la forma de elección es obvio que otro sistema más democrático, y sobre todo, más universal sería bienvenido por su necesidad, pero resulta curioso que quien más lo ha defendido haya usado el sistema actual cuando a ella le vino bien en su Comunidad Autónoma.

Ahora parece que el tema de las primarias por fin se empieza a enfocar como debe ser, como una idea para que el afiliado pueda participar de su partido y no como una medida de presión contra un candidato.

JOSÉ dijo...

Se está produciendo una desbandada. Y el problema no es ese. El problema no es la moderación por la que apuesta Rajoy o por la desactivación ideológica. El problema es que está ocupando puestos de responsabilidad con persona de tercera regional y por pazguatos.

Saludos

tricesimus dijo...

¿Y qué eran Rajoy, Arenas, Aznar, Aguirre o Álvarez Cascos más que pazguatos en el año 95? Novatos que apenas pasaban los cuarenta años y su experiencia en política nacional era nula.
A Aznar se le dio carta blanca para lavar la cara del partido que se encontraba quizá un poco apolillado por la derecha antigua que no ilusionaba a nadie.
Él se hizo su equipo, él, que era el político más experimentado de toda aquella generación.
También eran pazguatos y llegaron en cinco años a ganar por mayoría absoluta.

tiempo al tiempo, porfavor, y no llamemos pazguatos a nadie...

Ramón_Lozano dijo...

Estoy de acuerdo. Esta gente que hoy no es tan conocida serán los políticos cuyo nombre esté siempre en nuestras casas dentro de unos años, a no ser que sean muy malos, pero no lo creo. De todos modos debemos darles un margen de tiempo suficiente.