Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

La izquierda nos exige el centro. ¿Y ellos?


En una de mis vueltas por la blogosfera progresista (o al menos así se definen) he podido constatar que carecen de todo lo que nos exigen: autocrítica, moderación, centrismo... Cierto que todos barremos para casa, pero nuestra moral nos impide exigir aquello no hacemos. Si insultamos admitiremos algún insulto... ellos no.


La autocrítica no existe, porque como han ganado todo les da igual. Si los votos se pescan de la izquierda más extrema les da lo mismo. Consideran que si han ganado es porque lo han hecho mejor y punto; que el pueblo ha hablado y la mayoría ha dictado sentencia es suficiente para ellos, quienes descargan sus iras contra el bueno de Rajoy y el PP. Porque así como nosotros podremos tener más o menos dudas acerca de Rajoy, en las esferas de izquierdas se tacha de impresentable y extremista todo aquello que no sea Gallardón. Fijaros que seguro que hay tipos más válidos, centristas y coherentes que el madrileño, pero por la zurda sólo ven a uno posible.


Pero más gracia me hace cuando no paran de implorar que el PP se aproxime al centro. Quizás sea porque no son capaces de distanciarse un momento de su postura política y no sepan ponerse en la piel del otro pero no se dan cuenta de que tanto PP como PSOE se han separado, políticamente hablando, mucho más durante esta legislatura. Cierto es que el PP ha hecho una oposición de derechas, pero no es menos cierto que el PSOE ha seguido una política mucho más de izquierdas, algo reconocido por miembros del Partido Socialista (aquellos más críticos consigo mismos). Este abandono del centro por ambas partes ha llevado a una legislatura de escaso entendimiento, trabada y crispada, precisamente por el distanciamiento de los puntos de vista. Y en esto no hay victimismo que valga.


Esta separación es la que ha provocado posturas tan contrarias en temas de bastante sentido común como política antiterrorista o matrimonios gays en los que las razones de los unos han sido desoídas por los otros, y viceversa. Pero a pesar de todo hay un dato revelador. Si aceptamos que el Pueblo es quien manda y quien con su voto define políticamente a un país deberemos aceptar que el PP ha logrado su aumento de votos por el centro, precisamente por donde los ha perdido el PSOE. Es más, es en el centro-izquierda donde se les ha desgajado una facción con el nombre de UPyD. Por eso, el ejercicio de hipocresía de la blogosfera progresista es digna de admiración.

3 comentarios

Gazulin dijo...

El progresismo es hicopccresia en estado puro, mas bien llamada hipogresia. Da igual el razonamiento que hagas, da igual las pruebas que muestres, da igual que lleves razón o no, que ellos siempre te criticarán lo que haces, y no solo eso, sino que lo que te critican luego lo harán ellos, y mucho peor, y seguiran tan tranquilos...así son, y jamas cambiaran, seguiran insultando por insultar y amenazandonos cuando tratemos de dar nuestra opinión.

Saludos...

Iván Lorenzo dijo...

Estoy de acuerdo contigo en este post. Yo mismo también estoy haciendo un pequeño "tour" por diferentes blogs de gente afín al PSOE y, sinceramente, pensaba que eran algo más moderados de lo que realmente son. Desde la izquierda, el adjetivo "derechas" se ve desde un prisma de negatividad, tradicionalismo e intolerancia. Una verdadera lástima para la gente que, como yo, somos tolerantes y respetuosos para con otros pensamientos o principios políticos, "el que no piensa como yo se merece el mismo respeto que yo pido para mí", eso es lo que siempre pienso.

Por cierto, felicidades por tu blog.

Un saludo.

www.ivanlorenzoredondo.blogspot.com

Javier Dorado dijo...

Hola Ramón, a ellos les faltará siempre autocrítica porque están empeñados en que son los buenos, y nosotros los malos.

Buena reflexión, sólo que ni creo que el PP haya hecho una oposición de derechas (no debemos caer en su trampa) y la izquierda tiene porque centrarse. Ellos son así por naturaleza, hacen bien, creo que cada uno debe mostrarse tal y como es. Lo que pasa es que nosotros somos de una manera, actuamos de la misma y los que se encargan de trasladarlo a la sociedad -los medios- nos pintan de otra muy distinta.

Un saludo