Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

El intocable y los safety-car


Volvió el mundial de Formula1 y lo hizo a lo grande, con continuos golpes de teatro, bajas inesperadas y safety-cars bastante inoportunos (al menos para Alonso). Pero hubo alguien, el de siempre, que sobrevivió a todas inclemencias que se sucedían sobre el asfalto, Lewis Hamilton.




Él fue el protagonista absoluto de la carrera, controlándola de principio a fin, sin sifrir ningún problema y salvándose de todos los safety-car, dejándole el marrón a su compañero Kovalainen. Cierto que Hamilton no ha ganado nunca que no saliera desde la pole y aquí a vuelto a repetir esa tendencia, con un ritmo demoledor y sin errores. No obstante, la vuelta rápida se la ha arrebatado su compañero Heikki Kovalainen. Pero fijaros si el británico tiene estrella que quienes le acechaban fueron sufriendo diversas desgracias: Kubica, que se mantuvo en segunda posición hasta su primera parada en boxes, donde decidieron llenarlo hasta arriba de carburante, arruinando su carrera; Raikkonen que se marcó una remontada espectacular pero no supo medir los tiempos y cometió 2 errores imperdonables en un campeón del mundo y se hundió hasta el último puesto; y Kovalainen, que logró ponerse a la estela de Hamilton, soportó las embestidas de Raikkonen y el safety-car le obligó a olvidarse del podio.





Y luego está el otro gran protagonista, Fernando Alonso. Ha demostrado que es un piloto capaz de marcar las diferencias, dejando en entredicho a su compañero Piquet que ha realizado un Gran Premio pésimo, y ha pescado una cuarta posición que sabe a podio. La mala suerte le acompañaba cada vez que el coche de seguridad hacía su entrada en pista y tuvo que rodar casi toda la carrera detrás de Coulthard, Kubica y Bourdais sin mostrar atisbos de poder pasarlos. Pero los abandonos en la parte final de la prueba le devolvieron la sonrisa y su fabuloso adelantamiento doble a los finlandeses (Kovalainen y Raikkonen) fue lo mejor que se vio sobre la pista. Después aguantó lo que pudo a Heikki, quien venía con un coche infinitamente superior, y cuando fue adelantado no se mantuvo detrás por mucho tiempo, pues al paso por meta en la penúltima vuelta el finlandés pulsó el botón del limitador de velocidad (lo mismo que hizo Hamilton en Brasil el año pasado) y facilitó que Alonso retomara el 4º puesto que ya mantendría hasta el final.




BRILLARON:


  • Hamilton: indiscutible de principio a fin. Claron favorito para el título aunque nos pese a algunos.


  • Alonso: supo sacar oro de un coche vulgar y nos deleitó con un adelantamiento doble inmejorable.


  • Kovalainen: a pesar de su error imperdonable en la última vuelta, marcó el mejor tiempo en carrera y apuntaba claramente al podio.


  • McLaren: han demostrado ser los más fuertes (también beneficiados por su centralita) y han aspirado a hacer un doblete que el safety-car les ha impedido.



DECEPCIONARON:


  • Ferrari: en la pretemporada asustaban, pero en Australia han demostrado una fiabilidad mínima. Desde 1997 no habían vuelto a abandonar ambos Ferraris en una carrera.


  • Massa: una carrera muy gris la suya, y como es habitual en él cometiendo un error clamoroso en la salida que le ha dejado fuera de los puntos desde el inicio.


  • Piquet: hizo el ridículo en la clasificación y en carrera ha provocado un accidente en la primera curva. Después el coche tampoco valía para mucho más. Deberá mejorar mucho si quiere hacer sombra a Alonso. Piquet no es Hamilton.

0 comentarios