Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

Ahora se destapan


No sabía de qué escribir hoy y me voy a aventurar a hacerlo sobre los movimientos de apoyo ciudadano a diferentes tipos de hacer política por parte del futuro Partido Popular. Yo soy de los que defienden la continuidad de Rajoy, siempre y cuando se acompañe de una buena renovación, que no temo a situarme en el centro-derecha (pues parto de la premisa de que el centro en sí mismo es utópico para alguien comprometido en política) y que apuesto por políticas de oposición que huyan de infundir incertidumbre y apuesten por la persona decididamente y, por supuesto, que no criminalicen al PSOE, pues caemos en su juego de convertirles en víctimas, lo cual a ojos del Pueblo es un punto a favor del socialismo. Tan simple como ver una película y constatar que la condición humana nos hace ponernos de parte de la víctima, por muy tonta que esta pueda llegar a ser. Sólo un malo muy bien interpretado (como Bardem o Day-Lewis este año) puede hacer que lleguemos a admirarlo; pero esto requiere una interpretación de Oscar, y no es fácil.


Así que pululando por internet, los medios de comunicación y por la calle nos encontramos a gente que pide alocadamente el voto para Gallardón, no temen declararse gallardonianos como si esto fuera una doctrina digna de reconocimiento (y en realidad sólo sirve para hacer el juego de la izquierda y servir de altavoz suyo), y sólo saben hablar de ese centro utópico al que, por supuesto, Gallardón no pertenece. A estos les da miedo pronunciar la palabra "derecha" y de eso se aprovecha la izquierda española, estigmatizando la derecha por el simple hecho de no ser izquierda. La derecha no es mala como opción ideológica y yo la prefiero y no veo la necesidad de esconderse. De esto se jactan en el socialismo: ellos pueden presumir de izquierda y nosotros no nos atrevemos a decir nada más allá del ambiguo centro.


Y luego están un grupo amplio de autoconsiderados liberales que sobre todo hacen uso de su independencia para la crítica. Critican a la izquierda porque la detestan (y rozan el insulto, como mínimo) y critican todo lo de la derecha porque para ello son libres. No quieren a Aznar, no quieren a Rajoy y serían capaces de no votar si el líder fuera Gallardón. A estos sólo les parece aceptable Esperanza Aguirre. Por eso espero que la Presidenta de la Comunidad de Madrid no sea la primera líder del PP. Y me parece que ese grupo no beneficia ni a España ni al Partido Popular, pues la autocrítica desmedida no nos lleva a aproximarnos al ciudadano. Sólo debilita.


Obviamente todo el mundo tiene derecho a expresarse libremente, con vehemencia o sin ella, aunque considero preferible el debate y el diálogo sosegado, y a los críticos porque sí y a los fans incondicionales de Gallardón les pediría que se tranquilizaran, que creo que Rajoy ha tomado una decisión acertada (al menos esta primera) y me parece que es la persona que mejor puede aunar a todas las vertientes del centro-derecha español.


PD:espero que las críticas que me lluevan ahora sean con el mismo respeto del que, creo, he hecho gala.

8 comentarios

Gazulin dijo...

Estoy de acuerdo con tu analisis, creo que lo mejor para el PP es que Mariano Rajoy continue al frente del mismo, en mi opinión ha sido un buen dirigente. Por desgracia, no se vislumbra un candidato fuerte y con carisma para sucederle, mas bien su sucesión sería un problema y no una solución-

Saludos...

Anónimo dijo...

Ramon, nuevamente soy Luis. Hoy te escribire poco, ya q creo q tu analisis merece poco mas q decir.

Me ha gustado mucho, y q sepas q espero q el PP se rearme bien, y q haga bien los deberes de cara a esta legislatura. Maximamente x el bien de España, ya q un gobierno no solo es gobernado x el partido q esta al frente, tb esta gobernado x la oposicion, y eso muxas veces se os olvida. Asi q espero q se tomen las medidas adecuadas y q inicien una oposion acorde al momento.

Muchas gracias x vuestra atencion y buenas tardes.

Alberto Esteban dijo...

Por eso ni me he afiliado ni me afiliaré al PP, para poder ser libre y no tener que pensar una cosa y decir lo que sea políticamente correcto.

A mi que gane el PP o pierda en el fondo me importa un pito, porque gracias a Dios no me va a faltar el pan. Lo que yo defiendo son ideales y no a un partido, a un periodista o a lo que sea. Fíjate si es así que por muchas razones para mi en el fondo es mejor que haya ganado Zapatero. Pero Zapatero no concuerda con mis principios e ideales.

Quien pierde con todo esto es España.

Saludos

H dijo...

Conozco blogs en los que el empleo de palabras soeces es habitual. El mío, por ejemplo. Te aseguro que no son ni la mitad de insultantes que muchas cabeceras de prensa escrita de este país que miles de ciudadanos compran a diario. Eso si, con un lenguaje muy florido, pero que atacan los principios, creencias, y costumbres de millones de ciudadanos. No sólo te insultan gravemente, encima pretenden aislarte socialmente. No sé que es peor.

Ramos dijo...

La verdad es que creo que nos espera un futuro muy gris con la continuación del gobierno de ZP. El susodicho sigue prometiendo sus políticas sociales, leyes de dependencia, etc, etc pero vamos a ver, si el país está en plena crisis económica, ¿cómo mantendrá ZP esas promesas? La respuesta es clara, aumento de paro (yo soy un principal afectado) y aumento de la inflación (a día de hoy alcanza el 4'4%, máximo nacional desde 1995)

Chavales, agarrémonos los machos (a beber agua y a comer pan bimbo)

Fideo de Mileto dijo...

¡Pues a mí no me da vergüenza decir que soy de derechas...!
¿Rajoy? ni sí, ni no, sino todo lo contrario. Lo que sí quiero con ganas es que el PP se ponga las pilas, que se renueve, que viva en en siglo XXI y que abandone ciertas posiciones que por obsoletas le perjudican gravemente.
Que no viva pendiente de lo que dicen los obispos, que mire sin prejuicios a los homosexuales y que sea práctico para la captación del voto joven.
Si no se renueva va derecho a su extinción, que es lo que busca la izquierda desesperadamente.

AlejandroAlmau dijo...

Estoy de acuerdo con casi toda tu intervención, de todas maneras si bien el centro no existe como entidad propia, sí existe como mezcla de tendencias y cuando uno se encuentra en un punto bastante cercano a la mezcla más homogénea y equilibrada, se encuentra con que nadie se lo cree porque demasiadas veces, la gente de derecha se avergüenza de ello y se autoproclama centrista, personalmente me parece ridículo, porque la derecha moderada suficientes veces se ha demostrado más eficaz que la izquierda.

Por otra parte creo que el espectro político español está desplazado a la izquierda y sí es cierto que el PP está más cerca del centro que el PSOE. Lo que ocurre es que ahora el PP ocupa el espacio de la UCD y de la antigua AP, sin embargo el PSOE sólo ahora a empezdo a capitalizar todo el espectro de la izquierda.

Ramón_Lozano dijo...

# Luis, tienes razón en recordarnos que la oposición también es Gobierno. No del mismo modo, y mucho menos gratificante, pero también es gobernar.

# Alejandro, tienes razón en tu análisis de lo que comprende el PP: la AP y la UCD para aquellos que lo vivieran, claro. Yo sólo he conocido el PP como tal. Y es cierto que como mezcla de tendencias existe el centro, pero esa es una mezcla entre izquierda y derecha que no se puede dar ni en el PP ni el PSOE.