Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

Thriller dramático en Melbourne

Como si de la mejor película de suspense se tratara, ayer la pista central del Open de Australia, en Melbourne, fue escenario de una gran batalla entre dos verdaderos toros bravos españoles, Rafael Nadal y Fernando Verdasco. Ambos hicieron demostración de fuerza y de un excelente estado de forma, lo que les llevó hasta el quinto set tras más de cinco horas del mejor tenis que se ha visto esta edición en Australia.

El duelo de titanes estuvo en todo momento muy igualado y finalizó de madrugada, con alevosía y nocturnidad, pues el madrileño, Verdasco, seguro que temía retirarse del cemento azul (antes era verde; ya no parece el Open de Australia) como tuvo que hacerlo: con una doble falta. Fue un triste final a un partido de tal calidad que exigía un colofón épico. Por contra se escribió uno de los más bellos guiones imaginables.


Verdasco empezó a sentir el peso de las horas sobre la cancha, de la presión e inminencia de disputar la final y del cansancio propio de la paliza derivada del altísimo nivel de juego desplegado, y todo ello hizo que retuviera a duras penas su servicio durante 2 juegos en los que estuvo contra las cuerdas, otorgando varias bolas de break al número 1 del mundo. Nadal ganaba su saque con solvencia y presionaba aún más a Fernando quien, 4-5 en el marcador, sucumbía ante Rafa con un frustrante 0-40, lo que concedía 3 pelotas de partido al mallorquín.

Verdasco se transformó una vez más, pues llevaba un partido inconmensurable y soberbio, en gran campeón y tirando de casta y templando los nervios atacó la red remontando 2 bolas de partido. Sin embargo, cuando acariciaba el deuce, el brazo se le agarrotó y cometió su tercera doble falta del partido (todas en el último set) y tras cinco largas e intensas horas de batalla tuvo que rendirse ante el mejor y aplazar su sueño australiano.


Triste forma de caer para quien estaba firmando una actuación perfecta, que seguro será recordada. Decía Verdasco que a cinco sets no tenía nada que hacer contra Nadal, pero estuvo más cerca que ningún otro de alterar el curso natural del campeonato e impedirnos disfrutar de otra final entre dos hombres que ya han hecho historia en el tenis mundial, Federer y Nadal.

5 comentarios

Miguel A. dijo...

Excelente partido. No se mereció acabar así. Nosotros lo vimos en clase al final y antes lo estábamos escuchando por la radio xDDD

Alberto Esteban dijo...

Partidazo, la verdad es que sí. ¿Quién crees que ganará la final?

Saludos

Natalia Pastor dijo...

Partidazo épico,con todos los ingredientes posibles:pasión,emoción,lucha a muerte,genialidades,...
Me gustó más que la final de Wimblendon con Federer,y eso que yo decía que era lo más grande que había visto....
(Mi marido no está de acuerdo, y dice que el mejor partido que él ha visto,fue una final de Wimblendon,Bjon Borg,contra McEnroe....en fin)

Ramón_Lozano dijo...

Yo creo que ganará Nadal, y por ello he apostado. Nadal llega muy fuerte y aunque el partido contra Verdasco supondrá un gran desgaste también se trata de una importantísima inyección de moral. Federer deberá jugar al máximo para tener opciones.

Natalia, la final de Wimbledom entre Borg y McEnroe siempre se ha considerado como el mejor partido de la Historia. Al menos de la era clásica. Como no son comparables, yo creo que el Nadal-Federer del año pasado en Londres es la mejor final de Grand Slam de la era moderna del tenis. Y el Nadal-Verdasco de ayer desde luego merece un puesto en el podio moderno.

Geshcann dijo...

Que grande Nadal¡¡¡