Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

La contracampaña

Cómo cambian los estilos de las campañas políticas. Ya no se intenta transmitir un mensaje que cale para ser el partido votado, sino que se busca que ese mensaje genere miedo y desprecio hacia el rival (político, se entiende) y por tanto, el voto no se obtenga por tener mejor ideas y llevarlas a la práctica, sino por ser el "anti-voto", el voto del no, como Rosa Díez reflexionaba hace días en su blog.


Pero los ejemplos llegan una y otra vez desde la izquierda, a veces con firma y otras sin ella, porque al poco estilo, al dudoso gusto y al juego sucio aúnan gran cobardía. Estas campañas, visualmente, pueden ser llamativas en algunos casos, pero no dejan a nadie indeferente. Así que el objetivo de publicidad entendido como la transmisión de un mensaje al espectador está perfectamente logrado, pero otra cosa es su contenido. En Cataluña, el PSC fueron de los pioneros en este tipo de propaganda con aquel cartel de las muñecas rusas en las que estaban represetados los líderes del PP y en última instancia José María Aznar. Como le han cogido gustillo ahora nos representan a los candidatos del PP como los protagonistas del primer film de culto de Tarantino, Reservoir Dogs, que en Italia está traducido como "Las hienas", y me da que aquí los carroñeros de verdad son esos de la rosa en el puño.


Pero éstas son las más elegantes a pesar de todo, pues hoy mismo, antes de lanzar la campaña definitiva, he podido ver en algunos portales de noticias un nuevo anuncio en el que se compara a Rajoy con un dinosaurio o a Aznar con el terror. Que esta campaña viene de la izquierda es vox populi pero me he quedado sin saber quién lo firmaba,, pues no pedía el voto para nadie. Pero las letras rojas que se viesen , eso sí. Y ahora que hago memoria recuerdo un episodio que levantó una importante polvareda en Burgos durante la campaña (o precampaña, no recuerdo exactamente) con la publicación de decena de anuncios en el periódico gratuito Gente en los que simplemente se alentaba a echar al alcalde Juan Carlos Aparicio a la calle. Sin mensaje y sin firma.


Y sin embargo los votantes de la izquierda callan ante estas tropelías de la democracia y hasta parece que les ríen las gracias a sus dirigentes. Me gustaría ver una campaña del PP hecha de este modo porque entonces tendríamos que oir absolutamente de todo y acabarían diciendo que somos negativos y crispadores. Pero oiga, ¿no eran estos los de la mirada positiva?De mensaje político ya ni hablamos, ¿no?
Si queréis ver a nuestro Borat particular sólo tenéis que pinchar aquí.

2 comentarios

Ramón_Lozano dijo...

Acabo de descubrir q tras la campaña del terror y los dinosaurios se encuentran los cachorros del PSOE. ¿Éstas son las nuevas ideas que nos aporta la juventud socialista? Me da que han seguido un mal ejemplo y lo empiezan a demostrar.

Fede dijo...

Los cachorros no han soltado aún la correa del doberman. Los de la izquierda no protestan, están encantados.