Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

Por la refundación política

Ser joven no es fácil, o sí, sobre todo si a esta pregunta respondieran nuestros padres. Ser joven y creer en la democracia debería ir ligado, pues no en vano no hemos conocido otra realidad. Y la Democracia entendida en su más amplia acepción es lo que provoca que día tras día haya un goteo continuo de jóvenes con inquietudes políticas que deciden pasarse por la sede del partido más afín a su ideología e involucrarse en un nuevo mundo con el fin de construir un futuro y una sociedad como los que tienen idealizados en su cabeza. Son estas ideas, que no ilusiones, las que les llevan a tomar parte activa en política.

Ahora bien, no siempre están bien vistos estos jóvenes utópicos y trabajadores, capaces de anteponer sus ideales a su futuro laboral o su ascenso en las entrañas de su formación política. Por supuesto que de puertas afuera nadie osará a cuestionar a estos adalides de la democracia, el progreso de la sociedad, la libertad y la juventud, pero el asunto cambia radicalmente una vez que se traspasan esas puertas; tantas veces tan opacas. La siembra de jóvenes cadáveres políticos pasa por ser una de las aficiones más en boga actualmente. Es por esto, y por mil cosas más, por lo que los políticos que padecemos (salvo honrosas excepciones que todos conocemos) tienen imposible lavar su imagen. Con palabras no solucionan este tipo de cuestiones, aunque ni siquiera muchos de ellos puedan presumir de una expresión oral a la altura de las circunstancias.

Por ello como joven, como utópico, como pragmático impulsado por sus ideales creo firmemente en que algo debe cambiar a todos los niveles, guste a quien guste. Los profesionales que dan el salto a la política están bien vistos; los políticos profesionales que viven de la puñalada trapera que les mantiene en la bancada municipal, provincial, regional o nacional no deberían tener derecho a pedir ni una triste misericordia para con su imagen. Aunque por su falta de ética probablemente lo hagan. Y es quizás eso lo que más enerva al electorado serio. Que nos vendan una Yamaha de 800cc y nos encontremos con una BH con las ruedas pinchadas y además tengan la desfachatez -jeta, chulería y mil sinónimos más y ninguno aceptable para un tipo que dice representar a otros- de mirarte a la cara y serigrafiar en su cara la típica sonrisa política. Es altamente intolerable. Por el bien de la democracia.

Y, aunque me estoy extiendo más de lo habitual en mí -el tema puede merecerlo-, creo que es el momento de pedir esas ansiadas listas abiertas que lleven a los puestos de responsabilidad a la gente que demuestra estar capacitada para ello y que se mantiene fiel a sus principios y a sus amistades (que en muchas ocasiones no dejan de ser principios tan válidos como los otros). Las puñaladas, las ventas... deben ser desterradas de la práctica política y para ello se necesita regenerar el sistema, dar paso a jóvenes comprometidos que todavía no estén maleados y sepan anteponer sus creencias al egoísta éxito unipersonal. Nos toca tener fe y creer que pensar, ser joven, idealista y competente no puede suponer un handicap en política. Es ésta la gente que se necesita.

Revolución andaluza y JASP

Normal que Javier Arenas estuviera exultante y asegurara que había gente que le había llamado después de seis años. No es para menos, pues el Partido Popular, liderado por el ex-ministro, va camino de hacer historia en el feudo socialista por antonomasia. Ahora bien, ésos que le llaman después de un lustro son los típicos que no dudan en arrimarse al ganador, sea quien sea éste.

Aunque la noticia fue muy buena, el PP no se durmió en los laureles y acusó a la Junta de Andalucía de maquillar los resultados; históricos ya de por sí. El país entero empieza a tomar conciencia de que la triste era de Zapatero llega a su fin y que el antes denostado Rajoy asoma la cabeza con una fuerza inusitada, dispuesto a aterrizar en Moncloa, un lugar al que debería haber llegado hace mucho tiempo.

Resulta paradójico que las siglas ZP se estén convirtiendo en una losa imposible de levantar para el PSOE y, sobre todo, para el Presidente del Gobierno, y que la imagen de Rajoy haya conseguido renacer de sus cenizas, siendo llevado en volandas por El Mundo, vendiendo la nueva imagen de su equipo. Auténticos JASP: jóvenes autosuficientemente preparados. No en vano cuando se acuñaron estas siglas, los dirigentes populares de hoy contaban con 20 años y todo el mundo por delante. Esa nueva generación, esa forma distinta de hacer las cosas, es en la que Rajoy confía para destronar a ZP y levantar de nuevo al país. Y a mí me gusta.

Tensiones en la Corona de Aragón socialista

Los socialistas del Reino de Aragón, es decir, los que ahora gobiernan a su manera Aragón y Cataluña, andan picados, enfrentados y con las espadas en alto por la organización de los JJOO de Inverno 2022. Un acontecimiento deportivo que nos va a deparar disputas políticas para nada deportivas. Lo curioso es que será entre compañeros de partido, aunque bien es sabido que el PSC es el menos PSOE de todos los PSOE de España.

Para evitar que la sangre llegue al río entre los Belloch, Hereu, Montilla, etc, el Gobierno de España ya ha dado un paso al frente para tratar de acercar posturas y atajar la polémica antes de que se convierta en una bola de nieve imposible de parar. Nuevamente le ha tocado al negociador Lissavetzky la cara amable de la política del deporte en España, apaciguar los ánimos proponiendo una candidatura conjunta bajo la denominación común de Pirineos. Ni para unos ni para otros, vamos.

Y por una vez tiene sentido que se intenten unir recursos y se pueda crear una candidatura realmente competitiva, aunque el aquí el objetivo de Zapatero sea esquivar la polémica, y de ese modo optar a estos deseados JJOO de invierno. La experiencia de Jaca en anteriores ediciones debería ser la base sobre la que asentar la candidatura, aprovechando la calidad y altitud de algunas de las estaciones catalanas y de ese modo conformar una buena propuesta para poner de relieve internacional los Pirineos españoles. Y pensando egoístamente, las inversiones necesarias harán que las estaciones pirenaicas sean una delicia para el aficionado a la nieve, algo que notarán enormemente las anticuadas Astún y Candanchú.

Publicidad del gremio en TVE

Cuando me contaron que la publicidad iba a desaparecer de TVE no me lo podía creer. Como telespectador odio esas interminables pausas publicitarias que destrozan películas y series haciéndolas interminables, así que me pareció una buena idea. Otra cosa era el modelo de financiación para que la tele sin anuncios fuera rentable. Sin embargo, he podido comprobar que sí se mantiene un cierto tipo de publicidad que encima produce TVE y no le aporta un solo euro.

El cine español se abre hueco a través de TVE en las pausas entre programas, con trailers de las mismas -sin ir más lejos "El cónsul de Sodoma" acaparó ayer la mayoría de estos espacios- y con pequeños recordatorios de cineastas y actores españoles, en un guiño sin precedentes al denominado "sindicato de la Zeja". En tiempos de crisis en los que no se avecina el final, el Gobierno de Zapatero ha decidido recurrir a sus más gratos simpatizantes. Si no se contentaban con la SGAE, ahora logran publicidad gratis, sin olvidar que las cadenas privadas deben dedicar un porcentaje de su presupuesto a la producción de cine, ámbito diferente del de la televisión. Pero ya se sabe, en este gobierno socialista, los que manejan el cotarro son los que viven de las subvenciones.

Sin petardos en Navidades

La crisis ha hecho mella en todos los aspectos posibles y ni las Navidades se han salvado. Al descenso del consumo de turrón hay que sumar la menor asistencia a cotillones y la tranquilidad que ha acompañado a estas fiestas hasta que la Nochevieja congregó a los amantes de la pirotecnia más ruidosa en calles y plazas.

Hacía mucho tiempo que no veíamos cotillones con entradas sin vender, bajando precios y regalando consumiciones. Todo esto es fruto del desgobierno de Zapatero, quien desde hoy ocupa la presidencia de la Unión Europea. Europa estará temblando. Pero no sólo la "gestión" socialista nos ha abaratado las fiestas de Nochevieja sino que también ha logrado que pudiéramos conciliar el sueño de la siesta ya que los irresponsables padres han optado por su bolsillo en vez de por la diversión de sus vástagos y la venta de petardos ha caído radicalmente.

Comenzamos un 2010 en el que seguiremos en recesión y hasta 2011 ni se plantea que pueda haber crecimiento económico, lo que hace suponer que 2010 será un año muy difícil para el consumo y para los españoles. Eso, por fin, empieza a reflejarse en las encuestas. De modo que tocará apretarse los machos y confiar en que esa tendencia global que supuestamente -siempre según el gurú Zapatero- nos condujo a la crisis, sepa también sacarnos de ella como ocurre en el resto de economías punteras. Si al final va a ser que la culpa no era del PP.