Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

Otra cortina de humo

La práctica es habitual en el Ejecutivo de Zapatero. Por ello no me ha sorprendido lo más mínimo. Sus muchachos tenían dos temas complejos entre manos. Ambos de gran repercusión social: subida de impuestos y aborto libre para las menores. De modo que qué mejor que hacer coincidir ambas medidas el mismo día, de modo que sólo una de ellas acapare los medios. Así tenemos impuestos hasta en la sopa, pero del aborto ni mu.

Lo de los impuestos ya sabemos que es una medida de izquierdas, pues Pepiño se ha encargado de recordárnoslo. Aunque el pobre no se aclara. Para él bajar impuestos es de izquierdas, y subir impuestos para dedicarlo a gasto social también. O sea, que todo es de izquierdas. Este planteamiento no es ninguna tontería, pues nos lo llevan vendiendo durante mucho tiempo. Todo lo que pueda ser bueno es de izquierdas, y lo malo de derechas. Ahora bien, cuando España se hunda definitivamente y la gente decida abrir los ojos, volverán a votar al PP durante ocho años. El PP sacará el país hacia delante y cuanto todo empiece a funcionar nos volverán a traer a los de siempre.

Esta subida de impuestos pinta muy mal. Tanto que "reputados" economistas del PSOE también se desmarcan de la medida. Entre ellos Solbes, Solchaga y Almunia. Y es que desde Europa la economía se ve desde otro prisma, similar a las tesis del PP y en las antípodas de las fabulosas medidas de izquierdas del PSOE. Pero si bien nos pasaremos hablando del IVA durante semanas, del aborto libre apenas nadie ha tenido tiempo de ocuparse. Sin duda una buena estrategia, otra más.


Pero la verdadera cortina de humo es la celebérrima foto de familia de Zapatero. Sus asesores sabían lo que hacían al permitir que sus hijas salieran en la foto ataviadas de manera tan poco apropiada para el momento. Todo está estudiado y es por ello que esperaban que surtiera el efecto deseado. Todo el mundo descojonándose o avergonzándose de la foto, para así calmar los ánimos por el IVA y el aborto. Los críticos ya tienen un blanco en el que cebarse: las primogénitas del Presidente del Gobierno. Lo triste es que éste haya accedido a ello. Pero es política, y ya nada me sorprende.

Por cierto, se repite la estrategia para silenciar temas económicos. Cuando la crisis comenzaba a golpear, surgió la heroína Bibiana Aído inventándose un par de vocablos en menos que canta un gallo, desviando toda la atención hacia su persona. El PSOE prefiere sacrificar a su gente, por el bien del ocultismo.

La naturaleza de UPD

Odiados por el PSOE, temidos por el PP, ignorados por los medios de comunicación... De esta manera UPD ha logrado labrarse, hasta hace unos días, una imagen de mártir de la democracia, de adalid del centro y de la coherencia política. La semana pasada los dirigentes de UPD se quitaron la careta de políticos altruistas y utópicos, para dejar al descubierto sus auténticas intenciones: lograr los votos y el poder sea como sea, incluso a costa de los sentimientos de los ciudadanos.

Juan José Cortés como candidato a la alcaldía de Huelva. Su nombre no dice nada a la gran mayoría de españoles, no así su condición de padre de la pequeña Mari Luz. Entonces sí sabemos de quién se trata, el mismo que logró entrevistarse con Zapatero, aunque apenas pudiera lograr ningún compromiso por parte del Presidente del Gobierno. Sólo obtuvo un par de muestras de afecto y sus condolencias, amén de un cierto tirón mediático que a buen seguro no buscaba.

Ahora UPD le propone que lidere sus listas de cara a la alcaldía de Huelva. UPD no busca en él un político bueno, formado o con, al menos, aptitudes para la política, sino al padre que por una desgracia se ha hecho famoso y ha llegado a desafiar públicamente al Gobierno. A ese padre que resignado salió a reclamar más medios y una Justicia que de verdad funcione. En definitiva ese ciudadano que reclamó en voz alta lo que la gente de bien desea.

Pero eso no le convierte en el perfecto gestor para el complejo ayuntamiento de una ciudad. Sin embargo a UPD, probablemente, esto le importe un pimiento. Necesitan mayor presencia en los medios -sin ellos no se existe- y abrirse camino como sea, para que no se deje de hablar de ellos. A Juan José Cortés nos lo presentan como un símbolo, alguien que por su personalidad pueda justificar a ambos lados arrastrar un puñado de votos, no como el gestor que Huelva se merece. Han caído tan bajo, o más, como los partidos a los que con tanto ahinco critican.

Benditos bastardos

Tan tarantiniana como suponía, pero incluso más tarantiniana que ninguna otra. El enfant terrible de Hollywood riza el rizo y nos regala puro cine, pura poesía visual, adecentada al más puro estilo spaghetti western. Algún día acabará rindiendo tributo al género que hizo famoso el desierto de Almería, pero hasta entonces nos quedamos con éste en clave de guerra y con temas de Ennio Morricone.

Los bastardos son lo de menos en la película, aunque bien vendría que aperecieran algo más en pantalla. Veinte minutos para ellos son escasos, pero cuesta valorar el film como un todo cuando está estructurado en capítulos tan herméticos, suponiendo cada uno de ellos una propia película en sí misma, con su inicio, desarrollo y conocido desenlace. Siempre forzando la situación, tensando la espera, pausando el ritmo. Demasiado quizás, aunque sea en pro del cine.

Tarantino regresa con este cuidadísimo trabajo que deja un regusto a obra maestra una vez que comienzas a analizar los detalles: los decorados, los inmejorables planos, los extraordinarios diálogos... y ese gran Christopher Waltz, en el papel de Hans Landa "el Cazajudíos", que se come la pantalla a bocados. El de Tennessee se vuelve a enroscar en torno a su figura y su cine, reiventando el cine de guerra, asimilándolo a una banda tipo Reservoir Dogs con el objetivo de cortar cabelleras nazis.

Los elementos, ya clásicos, de su cine no faltan. De hecho, abundan más que en otras. Tono sosegado, gags que hacen soltar unas carcajadas, planos fetichistas a más no poder, imágenes que rebosan sangre por los cuatro costados y una banda sonora tan cuidada que merece la pena conseguirla. Malditos bastardos es puro Tarantino, y lo mejor que se ha rodado este año. Sólo le sobra un poco de metraje y una escena del Führer.


La ikurriña con el toro

"¡Ayba!Bueno, bueno, bueno..." decía Andrés Montes durante la retransmisión del España - Francia y no se refería a ningún jugón ni a un triple de Navarro y compañía. La realización de La Sexta acababa de enfocar una bandera de unos aficionados españoles. Y no era la típica bandera comunicando de dónde procede el portador de la misma (ayer se veía la de Pucela, otro día la de Burgos 2016...) ni una pancarta pidiendo un poco de atención por parte de Andrés Montes e Iturriaga. No.

Era una ikurriña en medio de un mar de banderas de España. Pero el detalle más importante, sin menospreciar el hecho de que una ikurriña aparezca en un partido de la Selección, es que estaba adornada por el toro de Osborne. Un modelo de bandera que a buen seguro no agradará a los independentistas vascos ni a los abertzales. Y aunque no quedaba especialmente bien, pues apenas había contraste, lo que cuenta es el simbolismo que desprende por los cuatro costados.


Parece que la normalización está llegando al País Vasco, aunque mucho me temo que pasará bastante tiempo antes de que esta bandera pueda verse con asiduidad por Euskadi. No obstante, se vuelve a confirmar que los españoles fuera de su tierra se vuelven más españoles aún, independientemente de ideologías. He llegado a ver catalanes que defendían tesis próximas a la independencia que al estar a miles de kilometros de sus casas añoraban las cosas buenas de nuestro país, que no son pocas. Sólo que para apreciarlas en su justa medida muchas veces debemos salir fuera, comparar y darnos cuenta.

Fotopor cortesía de http://mienmano.blogspot.com/

Lotus regresa a la F1

La mítica escudería Lotus, aquella que tanto ganó durante los 70 y 80, regresará la próxima temporada a los circuitos del mundial de Fórmula1. Eso sí, lo hará a costa de las opciones que tenía el equipo español Epsilon Euskadi para entrar en el Gran Circo. Así, de momento son 13 los equipos para el próximo año -incluyendo al de Adrián Campos- y cabe la posibilidad de que BMW, o sus herederos, culminen la parrilla más poblada de los últimos años.

La decisión no habrá sido sencilla, pero parece bastante lógica mirado desde el prisma de la FIA (Federación Internacional de Automovilismo). España ya cuenta con su primera escudería de F1, el Campos Meta, capitaneado por el ex-piloto Adrián Campos, que tendrá su sede entre Madrid y Valencia, y que parece contar con los patrocinios de BBVA, Telefónica y El Corte Inglés, casi nada. Y a ello se le sumaría el eventual patrocinador del piloto que ponga dinero para ocupar el segundo asiento. Hasta ahora todo apunta al ruso Vitaly Petrov, posible subcampeón de la GP2, con el dinero de una empresa tecnológica rusa.

De modo que aceptar a dos nuevos equipos españoles de una sola tacada parece excesivo. A pesar de que no se solapen patrocinadores y que ambos proyectos sean totalmente viables. Probablemente la FIA no quiera una colonización española masiva, pues las proyecciones para el próximo año nos dejan a Alonso en Ferrari con el apoyo del Banco Santander, a De la Rosa en el equipo de Adrián Campos, a Alguersuari en Toro Rosso y la posibilidad de ver a Andy Soucek (madrileño de origen austriaco) en Williams. Y 5 ó 6 grandes premios patrocinados por Santander y Telefónica. Demasiada españolización tan de sopetón.

Por eso resulta comprensible que hayan preferido la opción de Lotus. Ante la escasez de escuderías de renombre -BMW lo deja y Renault pende del alero- recuperar a un histórico de la F1 siempre viene bien. Si a eso le sumamos que se trata de capital malayo, teniendo detrás a reputados empresarios como el que sacó a flote la low cost Air Asia, y que la F1 busca nuevos horizontes, poco más queda por añadir. Ahora bien, qué pena. Habría sido precioso.

El alcalde antiCastilla

Comienza el curso político y Javier León de la Riva, alcalde de Valladolid, decide empezarlo con fuerza, dando titulares y cargando otra vez más contra las ciudades de su entorno. Sabemos que vive por y para Valladolid pero , aunque lo intuíamos, no sabíamos que también para evitar que cualquier ciudad castellana le haga sombra a su adorada Pucela. Esa Pucela que le debe su fortaleza y su riqueza al hecho de ser la capital de Castilla y León. Sin ello la historia de la ciudad del Pisuerga sería bien distinta.

Que las relaciones entre todas las provincias de la región no son perfectas no debería justificar su inaceptable actitud, siempre contra el resto de ciudades. En esta ocasión el tema no es el de su pretensión de crear un único gran aeropuerto en Valladolid pasando por encima de los demás, sino su apoyo explícito a la candidatura de Santander para la capitalidad cultural europea del 2016. Y esto no sería realmente excepcional ni indignante si no fuera porque tanto Segovia como Burgos se encuentran enfrascadas en la misma lucha. Pero De la Riva prefiere seguir maltratando a sus vecinos, ya que parece que sería mucho más feliz si Valladolid se convirtiera en comunidad autónoma uniprovincial. Los demás también lo agradecerían.

Su ambición no tiene freno, así como su peculiar personalidad. Ésa que le hizo famoso en internet por increpar a unos chavales que buscaban sabotear un acto suyo, o la que hace que muchos de sus ex-alumnos no le recuerden con especial cariño. Sus bravuconadas también son recordadas, como aquella en 2001 cuando pedía recibir compensaciones por la carga que supone ser la capital autonómica, a lo que Burgos rápidamente se ofreció como nueva capital para así librarle de esos males. Y es que da la impresión de que De la Riva no lleva bien lo de la capitalidad, pues siempre ha defendido que ello es más un lastre que un beneficio. Uno de sus argumentos principales es el fastidio que crean las manifestaciones. Parece que siempre olvida el enorme beneficio que supone poseer toda la administración de la región en su ciudad. Pero él sólo cree en Valladolid. Castilla y León, Castilla... no parecen existir más que para reclamar privilegios y chupar del bote.

Cajas fusionadas para salir del paso

Leo que Caixa Girona decide, finalmente, fusionarse con las cajas de Sabadell, Terrasa y Manlleu, descartando la opción de hacerlo con Caixa Catalunya y Caixa Tarragona. De este modo seguirá manteniendo su cuota de influencia, algo a lo que ninguna caja parece dispuesta a renunciar. Pero no sólo es ése uno de los puntos conflictivos de las fusiones que estamos viviendo por doquier.

Tras la fusión de las andaluzas Unicaja y Cajasur, y el germen de las catalanas, de las que más se habla es de la que atañe a Caja Madrid, así como de las cajas castellano-leonesas y de las gallegas. Por partes. Caja Madrid, la segunda mayor caja del país, sólo por detrás de la todopoderosa La Caixa, busca aliados para crear el principal grupo de ahorro de España. Sus miras están puestas en aquellas grandes cajas gobernadas por el PP: Bancaja y Caixa Galicia. Sus aspiraciones pasan por fusionar las tres, para lo que pretende contar con la connivencia de los políticos populares de las respectivas Comunidades Autónomas. Los de Madrid y Valencia parece que son los que mejor se entienden, ya que Feijóo apuesta por fusionar las cajas gallegas y hacer así frente a los cantos de sirena madrileños y levantinos.

También otra región gobernada por el PP, Castilla y León, se encuentra en boca de todos desde hace bastantes meses. Las diferencias entre sus provincias, con sus rencillas, rencores, envidias y sus diferente orígenes históricos, están complicando sobremanera la situación. La Junta ya ha tomado cartas en el asunto, involucrándose desde el principio, y de momento maneja un acuerdo entre las dos más grandes, Caja España y Caja Duero. No obstante, pelean por involucrar a alguna más en esta empresa, siendo Caja Burgos la que más papeletas tiene. Sin embargo, hay muchos factores que condicionan esta y similares operaciones.

Lo primero es que las cajas suelen gozar de una fuerte implantación en las provincias de que son originarias. Esto se traduce en multitud de puestos de trabajo y una importante obra social en esa zona, sin contar con el arraigo localista. De tal modo que ante una fusión todo son nervios. Inquietud por el descenso del gasto en obra social, e inquietud por la posible reducción de plantilla. Este argumento que siempre ha sido válido, ahora lo es más si cabe. Y como ejemplo Burgos y sus dos cajas (somos una provincia modesta pero ello no excluye que tengamos tantos ahorros que necesitemos de dos entidades para ello, bromeo).

En Burgos tanto Caja Burgos -la antigua Caja de Ahorros Municipal- y Caja Círculo han contribuido al crecimiento de la ciudad y de la provincia, siendo foco de empleo y de formación, así como filántropos a través de su obra social. Su implantación es tan fuerte que incluso la gente ya se ha manifestado en contra de una posible fusión, llegando a crear una plataforma. Es complicado cambiar las tradiciones y puede que más en Castilla y León que en cualquier otro sitio. Complicado que leoneses (Caja España), salmantinos y sorianos (Caja Duero), burgaleses (Caja Burgos) y vallisoletanos (no tienen caja pero ansían una, y como capital lo llevan tiempo reclamando e intentando) se pongan de acuerdo dejando de lado su historia.

El regreso de Robbie Williams

Vuelve Robbie Williams, el chico malo, pero también adorado, del pop británico. El ex-componente de Take That vuelve a sacar disco (saldrá a la venta el 9 de noviembre) para redimirse sus dos anteriores trabajos, los cuales tuvieron una acogida discreta tanto por la crítica como por el público, sobre todo por sus incursiones en la música electrónica y otros registros alejados de su pop habitual, el que le encumbró a la fama. No obstante, en sus dos anteriores álbumes fue capaz de regalarnos varios temas bastante buenos como Tripping, She's Madonna o Advertising Space, en honor de Elvis Presley.

Y es que le ha dado por dedicar canciones a otros grandes cantantes como Elvis, Madonna y, ahora, Michael Jackson. Trece temas conformarán su nuevo trabajo, cuatro años después del último, un tiempo en que Robbie se ha dedicado en cuerpo y alma a su afición, los OVNIS. También últimamente se le había visto bastante descuidado. Pero la maquinaria del rey del pop (lo acaba de nombrar como tal la MTV, por delante de Michael Jackson o Madonna) empieza a funcionar y Robbie, que aunque en nuestro país no acaba de entusiasmar, promete volver a arrasar por toda Europa. Tanto en las listas de ventas como en sus espectaculares giras. Y es que RW no sería el mismo sin sus interpretaciones sobre el escenario.

Para abrir boca os dejo el nuevo single del de Stoke-on-Trent: Bodies.

Efecto boomerang contra la piratería

La piratería está en boca de todos. Muchos la atacan vehemente, pero otros tantos la defienden, aunque sea con la boca chica no vaya a ser que se incurra en algún delito, léase exaltación de la piratería. Y como ya sabemos que descargar ilegalmente una canción está mucho más castigado que robar el CD original, es normal que la gente vaya con pies de plomo en este asunto. No así los muchachos de The Pirate Bay.

Estos suecos, impulsores del famoso Partido Pirata, fueron condenados hace unos meses por la Justicia sueca a penas de un año de cárcel y al pago de una desorbitada multa de 2,8 millones de euros. Sin embargo, su mediático caso sirvió para que una compañía de software sueca, Global Gaming Factory X AB, se interesase por el invento y pusiera sobre la mesa 5,4 millones para hacerse con la ultravisitada página. Buen negocio este de ir a juicio.

Ante este efecto boomerang, los principales estudios de Hollywood han decidido unirse e interponer una nueva demanda contra The Pirate Bay. El objetivo de los estudios, supongo, será sacar algo de dinero con una buena indemnización y que sirva de ejemplo para los cientos de páginas que se dedican a favorecer la descarga de películas, videojuegos, música... Como si de una superproducción se tratara, van a por el perro grande, buscando una sentencia favorable que ejerza de efecto disuasorio para sus colegas de pirateo. Mientras, los internautas seguirán haciendo uso de estas herramientas. Si eso, cuando los precios sean lógicos, entablan un diálogo.

Buenas perspectivas para el cine español

Este año, a pesar de la crisis, de la antipatía hacia el cine español y de otros muchos factores más, está siendo un buen año para la industria cinematográfica de nuestro país. Los que se dedican a ello seguirán llorando, porque el que no llora no mama, pero los datos están encima de la mesa y son inapelables. En 2009 están recuperando cuota de pantalla y mejorando sus cifras de espectadores en términos relativos.

Lo curioso es que sean los propios cineastas los que renieguen de cómo han logrado este repunte, ya que el mismo se debe al éxito de dos películas de escaso valor artístico pero que han sabido llenar las salas, congregando a más de 1.700.000 fieles ante la pantalla. Se trata de "Mentiras y gordas", un pufo de película con la firma de la Ministra de Cultura, y "Fuga de cerebros", de argumento insulso pero que, al menos, divierte. Y no es poco. Ambas siguen la misma máxima: juntar a los ídolos adolescentes en pantalla. De ahí que "El internado" o "Los hombres de Paco" sean la principal cantera de este nuevo cine de éxito. Y cómo les escuece que vengan las televisiones a hacer el cine comercial -el que se ve- y el que sube sus datos estadísticos. En definitiva, el que la población demanda.

No obstante, Pedro Almodóvar también ayuda a que se den estos buenos resultados. Porque aunque su cine gusta o no gusta, es indudable que cada nuevo trabajo suyo es seguido ampliamente en las salas de cine. La última, "Los abrazos rotos", sin ser su mejor título ha conseguido reunir a más de 600.000 personas sólo en España. A esos habrá que sumar los del resto de Europa que no serán pocos.



Y por si esto no fuera suficiente aún quedan unos meses en los que hay depositadas grandes esperanzas. Sin lugar a dudas lo nuevo de Amenábar, "Ágora", será la que más pueda relanzar al cine español. Para ello ya hay una buena campaña de promoción -lo que incluye su proyección en los festivales de Cannes y de Toronto- y, sobre todo, mucha expectación por descubrir cómo se maneja el madrileño en el género del peplum. Para cerciorarse de que el resultado agrade a la mayoría acaba de recortar veinte minutos, lo que seguro que se agradecerá.

Pero no sólo de Amenábar y Almodóvar vive el cine español. "Spanish movie", una suerte de "Scary movie" parodiando nuestras cintas más representativas, se estrenará en noviembre con la esperanza de llegar viva a la cartelera de Navidades. Y puede lograrlo. Por el camino de este año se quedan otras propuestas muy interesantes como "25 kilates" o "Pagafantas". Que su nombre no os prive de disfrutarlas.