Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

Persépolis, un canto a la incomprensión

Persépolis es el título de una de las mejores películas de animación de los últimos años. No se trata de ningún título ñoño de Disney (aunque Disney también ha firmado películas fabulosas) ni una película destinada al público infantil como las del magnífico estudio de Pixar. Se trata de una película francesa, independiente si así queremos decirlo y buen ejemplo del cine de calidad que añoramos a este lado de los Pirineos, que se convirtió en toda una sensación en el 2007, optando al Oscar y al Globo de Oro a la mejor película extranjera.

Persépolis nos presenta una historia muy compleja con la libertad que otorga el hecho de rodarla con dibujos animados. Su tono se contradice por momentos. Al pesimismo que denota su imagen en blanco y negro, así como el devenir de los hechos, se contrapone el optimismo, vitalidad y rebeldía que desprende su protagonista. A través de su vida, los cineastas (uno francés y otra iraní), nos cuentan la triste historia de Irán desde la esperanzadora caída del Sha de Persia hasta la tiranía y la vuelta al pasado que supuso la Revolución Islámica.

La vida de nuestra protagonista, idealista hasta el extremo, se ve plagada de obstáculos allá donde va. Aunque, supuestamente, defiende unos ideales libertarios comunistas, en realidad la película se transforma en acérrima crítica del régimen islámico que ha hecho de Irán un país tercermundista carente de libertades de las que antes disfrutaban sus habitantes. Y nuestra protagonista y su familia anhelan su libertad. Anhelan ser libres para beber, para vestir, para caminar... Es una película realmente profunda que no sólo nos habla de la desgracia sufrida en Irán. Es mucho más, es una oda a la libertad, es la tragedia de la inmigración, es incomprensión, es rebeldía... son ganas de vivir.


El vuelo del Falcon

Aunque "El vuelo del halcón" fue la primera biografía que se escribió sobre la figura de José María Aznar a principios de los 90, nada tiene que ver con este artículo en el que el "halcón" o "falcon" no es un político de raza y prestigioso sino un modelo de avión empleado por las Fuerzas Armadas españolas y del que nuestro ínclito Presidente del Gobierno se está aprovechando descaradamente. Un avión que pagamos todos los contribuyentes y que él disfruta para sus actos electorales. Un avión para el PSOE con cargo a los bolsillos de todos los españoles, aunque éstos voten IU, PP, CIU o lo que quieran.

Pero Zapatero y su tropa no nos dan ni siquiera opción a quejarnos de ello. Alegando que consiste en una medida de seguridad más nos quieren hacer creer que es inevitable que los españoles corramos con ese gasto, cuando lo ético, de lo que carece el Ejecutivo de Zapatero, es que el PSOE (quien se beneficia del avioncito) pague como siempre ha hecho el PP cuando se ha visto ante esta tesitura. Los partidos cuentan con una financiación que les permite afrontar gastos como éste.

Más triste es que los españoles no espabilamos y nos dejamos tomar el pelo continuamente. Avisaba Rajoy que su uso suponía una burla y parece que los ciudadanos estamos dormidos y ni siquiera en época electoral somos capaces de defender nuestros derechos. Después muchos se tirarán de los pelos y nos comerán el coco con lo bien que viven los políticos, con los privilegios con que cuenta la casta política, pero habrá que recordarles que bien podrían haber movido un dedo cuando las tropelías políticas traspasan el ámbito de la disciplina de partido y el control de Moncloa y logran ser aireadas por los medios de comunicación.

El Campeón de Europa y su corte de forofos

Ganó el Barça y lo hizo de manera solvente. Con el partido rápidamente encarrilado se dedicó a dormirlo y controlarlo hasta hacer de los ingleses un equipo inoperante. Los destellos iniciales de Cristiano Ronaldo dejaron paso a los de Iniesta, Xavi o Messi. De hecho, los tres fueron protagonistas de la final.

Xavi al ser reconocido como el mejor jugador de la misma; Messi por atajar cualquier atisbo de esperanza en los de Manchester con un atípico, en él, gol de cabeza -estilo salto de salmón; se lo oí a un amigo y me hizo mucha gracia- y convertirse en el pichichi de esta edición de la Champions; e Iniesta que fue quien encendió la mecha tras driblar a varios rivales con una verticalidad envidiable y dar el pase a Eto'o que supondría el comienzo de la debacle de los diablos rojos. Guardiola supo apreciar el fantástico trabajo de Andrés Iniesta a lo largo de la temporada y le brindó unos más que merecidos aplausos con su sustitución en el descuento. También Michel Platini se fundió con Iniesta en un afectuoso y prolongado saludo.


Pero la emoción saltó del campo al palco, donde se arremolinaban monárquicos, republicanos, independentistas, socialistas... Precisamente uno de ellos se hizo notar por encima del resto de sus compañeros. Como un niño con zapatos nuevos, el Presidente del Gobierno de España perdió la compostura que su cargo exige en cada uno de los goles del Barcelona. Incluso hubo momentos en que su euforia empequeñeció a Joan Laporta. Zapatero recordaba a Joan Gaspart en sus mejores tiempos, quien también andaba por la tribuna.

Laporta y Zapatero parecían tal para cual. Incapaces de contenerse en sus cómodas butacas -otros, como el Rey, Montilla o Villar, sí lo hicieron-, un independentista que no duda en utilizar la grandeza del FC Barcelona en hacer política de medio pelo y un socialista cuyo concepto de España es discutible se abrazaban y disfrutaban jubilosos de los éxitos de su equipo al más puro estilo forofo. No obstante, eso no parecía quitarle el sueño a un impávido Berlusconi que cabezeaba y bostezaba sin disimulo. El partido fue aburrido, el palco divertido.

Papeletas traspapeladas

Ayer recibí toda la documentación para el voto por correo, es decir, las papeletas de las casi 40 formaciones a las que puedo votar. Una tras otra, perfectamente ordenadas según el número que aparece en su código de barras. Todas menos una, la de Iniciativa Internacionalista. Ésta se encontraba claramente traspapelada, apartada del resto de papeletas, con la hoja de instrucciones y la del censo poniendo tierra de por medio. ¿Deliberadamente arrinconada?

Mucho me hace temer que sí, aunque en este caso no le pongo ningún pero. En su lugar, el puesto 31º, se encontraba la papeleta en blanco, como si de un aviso se tratara. El que pretenda dar voz a los amigos de los terroristas mejor que voten en blanco; al menos así respetarán la democracia y la vida. Iniciativa Internacionalista se trata del vehículo democrático que ha encontrado el entramado de ETA y Batasuna para estar presente en las urnas, bajo unas supuestas creencias de izquierdas.

La Justicia no ha llegado a tiempo, lo cual a nadie extraña en este país, y Arnaldo Otegi se ha permitido el lujo de hacer abierta propaganda de esta formación que tiene a Alfonso Sastre y Doris Benegas como sus máximos representantes. Una vez más la extrema izquierda española se funde con el terrorismo vasco. Por lo menos esta vez parece que un funcionario se quedó con ganas de retirar la papeleta de mi sobre pero en el último momento se arrepintió, posiblemente pensando en la seguridad de su puesto de trabajo, puesto que seguro que algo así sí que habría interesado a los medios y habría recibido un castigo ejemplar para lavar la conciencia de esta hipócrita sociedad.

El constipado de Defensa

La gripe A ha penetrado en España golpeando a nuestras propias defensas, el Ejército, como si de la más maquiavélica estrategia se tratara. La Academia de Ingenieros en cuarentena e infectando a todos aquellos que pasaron por el acuartelamiento. Por eso el brote se ha extendido a una base militar de León, patria de adopción del Presidente del Gobierno. Lo increible es que los mililitares leoneses visitaron las instalaciones de Hoyo de Manzanares cuando el Ministerio de Defensa ya tenía constancia de la epidemia de gripe en el recinto militar.

No son los únicos, pues también un grupo escolar se paseó por el lugar. Ante una negligencia de tal magnitud el Ministerio ya ha encontrado una salida "digna" al asunto: buscar una cabeza de turco acusando al General de turno. Y este General, como militar que es, carece de posibilidad de protestar, poniendo en bandeja al Gobierno socialista esta decisión. Que caiga un General suena mucho, da la impresión de que se han depurado responsabilidades al más alto nivel, pero no hay que llevarse a engaños, los cargos políticos salen intactos.

Carme Chacón, no contenta con salir indemne, luce palmito junto a María Teresa Campos en La mirada crítica, de Telecinco, pues el tubo catódico siempre resulta ser un medio más rentable y menos hostil que declarar en el Congreso de los Diputados. Además el PSOE no se apea de su cansina táctica de responder a las críticas recordando la actuación del Partido Popular con el Yak-42, utilizando vilmente -una vez más- a las inocentes víctimas para sus propósitos políticos.

Y entre tanto nuestros militares sufriendo una gripe, el abandono gubernamental y ministerial, siendo jubilados forzosamente, viendo sus aspiraciones profesionales cortadas de cuajo y arbitrariamente, padeciendo un severo aumento en el alojamiento de sus hijos universitarios, y acudiendo a misiones de guerra bajo el nombre de "misiones de paz", por lo que por muy heróicas que sean sus actuaciones -os confirmo que las hay y que sus historias revolotean por los centros castrenses- jamás podrán optar a la merecida distinción.

Inverosímil cúmulo de despropósitos en el Real Madrid

La credibilidad de Florentino Pérez contrasta con la de sus supuestos rivales a la presidencia del Real Madrid, Juan Onieva y Eduardo García. Onieva, representante de futbolistas y ex-director económico del Real Madrid en la época en que se generó la inmensa deuda del club, se ha retirado de la puja al quedarse sin el 50% del aval que dependía directamente de su número 2, quien se sintió ofendido por la prensa madrista al ser tildado de friki. También se quejó amargamente del apoyo recibido por Florentino de los medios de comunicación y la imposibilidad de pelear contra ello. Parece que Onieva y compañía se han dado cuenta de la dificultad de su empresa y han dado marcha atrás para evitar un ridículo cantado. Y eso que Onieva parecía la alternativa de mayor peso, si exceptuamos la de Eugenio Martínez, que no llegó a cuajar. De Villalonga nada se ha vuelto a saber.

Peor es lo del tal Eduardo García que pretende demandar al club para que se elimine la necesidad de presentar el millonario aval. Sobran las palabras para definir este absurdo que pone en evidencia al candidato. Si ni siquiera ofrece seriedad en el periodo pre-electoral, ¿cómo van los socios a depositar su confianza en él? Por lo menos Calderón supo mostrarse como una opción seria y fundamentada hasta conseguir el disputado sillón.

Con Florentino Pérez como seguro Presidente del Real Madrid, queda la duda de quién entrenará al equipo. Wenger y Ancelotti andan diciendo que se quedan en sus clubes, aunque no hay nada seguro. Mourinho se permitió ayer despreciar el banquillo madridista manteniéndose fiel al Inter de Milán. El nombre de Juande se rumorea para irse a orillas del Manzanares pues, a pesar de su excelente labor al frente del equipo y los numerosos records batidos, de él sólo se recordará el 2-6 del derbi y el decadente, aunque lógico, final de temporada.

Ante esta tesitura empieza a sonar el nombre de Valdano para regresar al banquillo, aunque no parece que él esté por la labor. Laurent Blanc, exjugador del Barça, va haciéndose con un nombre gracias a su condición de francés (Zidane lo avalaría) y su conocimiento del fútbol español y a su magnífica labor al frente del Girondins de Burdeos que, tras ganar la Copa de la Liga, opta a vencer el título de Liga. También Míchel, quien resultó ser un acérrimo rival de Calderón, suena para el puesto, aunque se encuentra enfrascado en eludir el descenso con el Getafe. De momento está haciéndolo bastante bien. Laudrup también tiene sus opciones, sobre todo tras descartar entrenar al Ajax y al Wolfsburgo (campeón de la Bundesliga) por problemas de idioma. Su cartel en España es bueno gracias a su paso por Getafe, aunque en el Spartak de Moscú, equipo con un presupuesto que no hace honor a su historia, acaba de ser destituido. Hugo Sánchez, la opción de Onieva, no parece que se contemple.

Vuelve la política del miedo

Una vez más el PSOE recurre a su táctica derrotista, la del voto en contra; en este caso, contra el miedo, el miedo a una europa xenófoba y semifascista. Éste es el nuevo vídeo del PSOE para la campaña europea, tratando de mantener vivos los estereotipos y confundiendo liberalismo y centro-derecha con fascismo. Todo para mantener motivados a sus incondicionales y evitar el descalabro europeo que precipite una moción de censura. La moción está en el aire y Durán i Lleida ya se encargó de recordarlo.

Cuando el PSOE recurre a esta táctica de forma tan brutal suele deberse a su carencia de ideas y argumentos y al temor de perder el poder y de que los cimientos de su partido tiemblen. Ya lanzaron la campaña del doberman en 1996 cuando fueron derrotados por Aznar y ahora repiten en distintos idiomas, trayéndonos a la imaginación figuras como Mussolini, Le Pen o Hitler para convencer a los suyos de la necesidad del voto socialista.

Lo curioso es que si lo hacen es porque todavía hay alguno que se cree a pies juntillas todas estas patrañas, cuando Europa no tiene nada de conservadora. De hecho es un compendio liberal y socialista, con una política económica liberal que luego apenas nadie respeta y con ciertas medidas de control derivadas de la doctrina socialista. Contra ello el PP ofrece la opción seria y de prestigio de Jaime Mayor Oreja, cuya figura está siendo continuamente objeto de ataques socialistas.

En definitiva, el PSOE sigue como siempre, manipulador y apelando al pasado para intentar engañar a alguno sobre el futuro. Mientras, el PP nos habla de oportunidades, de Europa, a través de una retahíla de ideas y una mirada positiva, ésa de la que carecen los socialistas por mucho que De la Vega se empeñara en presumir de ello en las elecciones generales. Cuando Pablo Casado dijo que lo moderno es ser del PP no estaba en absoluto equivocado.


Falsos mitos sobre Bolonia

Ni mercantilización de la universidad ni desaparición de las becas. Todo es falso, puras mentiras. Tan falso como decir que la universidad sucumbirá al capitalismo más despiadado. Éstos, que son los principales argumentos de muchos de los que se oponen al Plan Bolonia y al EEES, no son más que interpretaciones muy personales y desviadas de la realidad realizadas por una serie de grupos con intereses propios.

La universidad no va a depender de las empresas, sino que la enseñanza se realizará teniendo en cuenta que la mayoría de esos universitarios se intentarán insertar en el mercado laboral. De modo que qué mejor que dirigir el aprendizaje hacia aquellas habilidades y aquellos conocimientos que más útiles sean en el ejercicio de una profesión. No obstante, no es tan novedoso este sistema, al menos no en las universidades privadas. En ellas, gracias a sus bolsas de trabajo y los acuerdos suscritos con distintas empresas líderes en sus sectores, se imparte una enseñanza orientada a formar profesionales capaces de desenvolverse en sus puestos de trabajo. Y precisamente de eso cojea la universidad pública, cuyo prestigio es indiscutible -al menos en términos caseros-.

Las becas son otro de los caballos de batalla para grupos antiBolonia, anticapitalismo y comunistas, pues forman un batiburrillo en el que es difícil distinguir a los unos de los otros. Algunos se aferran a la propuesta de que surjan becas-crédito para la realización de los máster, que no dejan de ser un complemento a los estudios de grado, que son los necesarios para acceder a oposiciones y demás puestos de trabajo. El máster supera con creces los requisitos mínimos y, como tal, no parece descabellado que el importe de la beca sea devuelta años después, cuando el desempeño de una profesión asegure una remuneración. Eso sí, las becas por baja renta, las Erasmus, así como otras ayudas (por lejanía al centro de estudios, para la compra de material académico, portátiles...) seguirán, en principio, como hasta ahora.

Sí hay un punto flaco, aunque es en el que menos énfasis han puesto estos grupos. La forma en que se está llevando a cabo la adaptación a Bolonia está siendo nefasta desde el punto de vista de la coordinación y la oferta de programas de estudio similares que faciliten la movilidad dentro de España. La culpa recae en la actitud del Gobierno socialista que ha decidido traspasar todas las competencias a las Comunidades Autónomas, que se han encontrado con un jaleo de mucho cuidado. A su vez éstas han delegado en cada universidad, acrecentado aún más las diferencias. Y aunque han proliferado las reuniones de decanos pertenecientes a distintas universidades el panorama pinta muy confuso, adaptando cada uno sus estudios a Bolonia como puede.

Y, por último, Bolonia no supone un paso atrás en nuestra calidad académica. Es más, siempre hemos pecado de soberbia al asegurar que nuestros universitarios sabían más y eran mejores, cuando la realidad nos devuelve a la tierra. Los alumnos con mejores expedientes intentar costearse estudios de postrado en prestigiosas universidades americanas o inglesas, mientras que muy pocos extranjeros deciden hacerlo en España. Sólo nuestras escuelas de negocios se encuentran a la cabeza mundial (IESE, Instituto de Empresa, ESADE...) y ésas sí que atraen sobresalientes estudiantes extranjeros. A partir de ahora, si se hacen bien las cosas, un graduado sabrá menos conceptos que un licenciado, pero se desenvolverá mejor en su puesto de trabajo al principio. En resumen, formación más práctica y menos teórica.

Las nuevas promesas del cine español

Mientras en el Festival de Cannes se aclama a nuestros cineastas más consagrados, dígase Amenábar, Almodóvar o Coixet, en los últimos años España ha alumbrado a una generación de jóvenes directores que lo tienen todo para comerse el mundo. Entre estos cabe destacar a Paco Plaza (quien alumbró el éxito de terror [Rec] junto al conocido Jaume Balagueró), Juan Antonio Bayona, Nacho Vigalondo, Juan Carlos Fresnadillo o Santiago Zannou.

Bayona es, quizás, el más conocido de ellos y al que se le presenta un futuro próximo más atractivo. Su salto a la fama, procedente del mundo de los videoclips, lo protagonizó con la multipremiada El orfanato, éxito en nuestra taquilla que atravesó fronteras. Desde ese momento Guillermo del Toro se fijó en él para sus nuevos proyectos y hace poco firmó para Universal Studios como director de Hater, thriller basado en una novela. Además ya se ha puesto manos a la obra con su guionista de El orfanato para realizar una nueva película con el apoyo de Telecinco y su nombre se rumorea para dirigir la saga de Crepúsculo.


Juan Carlos Fresnadillo, nominado al Oscar por su corto Esposados, rodó la inquietante Intacto y eso le sirvió de pasaporte para rodar 28 semanas después, secuela de un film de Danny Boyle (Trainspotting, Slumdog millionaire...) con buenos resultados en taquilla y con la crítica a su favor.

Santiago Zannou, uno de los últimos en llegar, lo hace con 3 goyas para su película bajo el brazo. El truco del manco, historia de superación de un discapacitado físico cuyo sueño es abrirse hueco en la industria de la música (una suerte de Eminem y 8 millas a la española, con mayor trasfondo social), fue una de las triunfadoras en la última gala del cine español. Formado en la Escuela Cinematográfica de Barcelona (al igual que Balagueró) ya está preparando nuevos proyectos.

Pero si Zannou triunfó con su historia de drama social ubicado en un barrio desfavorecido, Nacho Vigalondo tuvo que contentarse con una mera nominación a director novel. No sólo merecía la nominación, sino que debería haber vencido y ser nominado en más categorías. Su obra, Los cronocrímenes, tiene destellos de mucha calidad, reflejo de que tras la cámara hay un gran director en ciernes. El cántabro, familiar de uno de los miembros de Mocedades, firma una película de bajo presupuesto pero de gran factura cinematográfica. Sin embargo, tanto la industria como la Academia del cine español le han dado de lado, dándose la paradoja de que su película se distribuyó antes en las salas extranjeras que en las españolas y que, incluso, se había firmado el contrato para rodar un remake antes de su estreno en España. Una pena que el cine español no siempre sepa cuidar con mimo sus obras de calidad.


Otro fiasco en Eurovisión (y van...)

Año que se acerca Eurovisión, año que nos emocionamos. O nos emocionan, pues TVE nos bombardea durante semanas con publicidad sobre el evento y la canción que representa a España goza de una campaña de promoción como ya quisieran otros. Si no preguntádselo a los seguidores de Fama, que día sí día también escuchaban lo nuevo de Soraya. Pero Eurovisión es una arma de doble filo para artistas consagrados y Soraya puede ser una víctima más.

Soraya, una de las triunfitas que más lejos ha llegado y que ha sabido asentarse en el panorama nacional de la música, siempre gracias a la batuta de su manager Kike Santander, aceptó el reto del certamen europeo y logró vencer la fase nacional derrotando a Melody. Sin embargo, y a pesar del marketing que la ha acompañado, ahora no estará tan contenta tras finalizar en penúltima posición.

Su actuación creo que podría ser mejorable, así como el maquillaje y vestuario, aunque la coreografía no estaba mal (con un doble de Guti dando saltos por doquier). Sólo Andorra, Portugal y Suiza se acordaron de la extremeña, lo que entra dentro de lo predecible y nos evitaron el bochorno. Pero sin duda se trata de un paso en falso de Soraya. Y no valen las excusas que apelan a nuestro aislamiento geográfico para justificar el varapalo, pues cuando una canción es buena aspiramos al top 10, como consiguieron Malú, Rosa o Beth, por no remontarnos a los años dorados del festival, cuando la política dejaba margen real al criterio musical.

Ganó Noruega con una canción diferente, interpretada, escrita y compuesta por un joven de 23 años, compaginando su voz con los ritmos del violín. No sólo ganó, sino que arrasó marcando la máxima puntuación total de la historia del certamen. No obstante mis derroteros musicales está claro que no concuerdan con los del resto de europeos ya que entre mis preferidas, aparte de Noruega, se encontraba Finlandia que quedó última. Como anécdotas de Eurovisión 2009 hay que resaltar la presencia del compositor Andrew Lloyd Webber al piano por Gran Bretaña y la insinuante aparición de la stripper Dita Von Teese endulzando la actuación de los alemanes.


TVE, una tras otra

No parece que las cosas marchen muy bien en el seno de TVE. El ente público, inmerso en un trascendental cambio de su financiación, comienza a cometer errores, uno tras otro, que pueden acarrear ciertas consecuencias. Una de ellas es el despido del director de deportes de TVE, lo que no es moco de pavo.

Su finiquito se debe al escándalo que se montó tras censurar la retransmisión del himno de España anterior al comienzo de la final de la Copa del Rey. TVE, o el Ejecutivo socialista, no estaban por la labor de cargar de razones a aquellos que entonan con motivo el “España se rompe”. La solución pasó por conectar con Bilbao y Barcelona instantes antes del pitido inicial y eludir el mal trago. La pitada fue monumental y chabacana, poniendo en evidencia a nuestro país de chirigota y a nuestros dirigentes maquilladores de la realidad.

España no debería aguantar semejante insulto, al igual que el Rey, como representante del Estado, tampoco debería padecerlo. Pero por si al monarca le pareció poco la pitada, posteriormente llegó Puyol que, cual tipo que acaba de bajar de las montañas leridanas, se saltó el protocolo alzándose por encima de los ocupantes del palco, ante las miradas incrédulas de éstos.

soraya

Pero en TVE le han cogido gusto al diferido, alegando problemas técnicos para caer siempre de pie, y ayer emitieron con una hora de retraso la gala de la semifinal de Eurovisión, lo que atenta contra las reglas del certamen que exige riguroso directo para los países participantes, que además gozan de la posibilidad de votar a través de las llamadas telefónicas del público. Obviamente, nadie pudo votar ayer, más allá de un jurado conformado para la ocasión. ¿Las consecuencias? Que España puede ser sancionada impidiendo que Soraya cante en la final del sábado si TVE no justifica sus fallos técnicos. Una inocente, Soraya, y un par de millones de espectadores españoles también inocentes que se lo deben al encargado de programación en TVE .

Y, aunque no viene al caso, me sorprende el nombramiento del nuevo Secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, un reconocido liberal llamado para sacar adelante el país. El tipo es partidario de una reforma laboral, pedida por PP y CiU y de lo que hablé el otro día, y tira por tierra la teoría tan defendida por Zapatero de que los culpables de la crisis eran los liberales, a quienes no quería ver ni en pintura, pues parece que los quería para su propio equipo. Si le hacen caso quizás, sólo quizás, sean capaces de remontar la situación con criterio y sin promesas engañabobos.

Cambio de imagen

Después de un año y medio, casi, decido cambiar de imagen y dejar de torturar vuestros pobres ojos que mucho han sufrido con los colores chillones de El Matiz. Esta tarde cerraré temporalmente el blog y espero tenerlo a punto para el fin de semana, si nada falla. No obstante no perderá sus señas de identidad, el azul y el verde, que seguirán estando presentes.

Hasta luego.

Editado: ya he cambiado el look del blog. Espero que os guste, aunque vuestros oftalmólogos os echen en falta. Aún queda algún retoque pero básicamente así será.

Debate predecible y ZP descarrila

* Algunas mentiras de Zapatero en el siguiente link

En las primeras intervenciones en el Debate sobre el estado de la Nación todo suele ir sobre ruedas, siguiendo un estricto guión que se puede anticipar los días previos. Sin embargo, todo puede ocurrir cuando comienzan las réplicas y los distintos líderes políticos sacan a relucir todas sus armas, unos con argumentos, otros sin profundizar y otros atacando sin piedad al rival. Y, más o menos, de todo eso se vio algo ayer.

Parece que hubo un ganador unánime, y no representa ni a PP ni PSOE sino a CiU. Josep Duran Lleida se descolgó con un discurso firme y contundente, replicando a las medidas prometidas por Zapatero con argumentos serios, dejando las propuestas del Presidente en una mera comparsa para ganar más tiempo y apaciguar a las masas sin tener un verdadero plan para combatir la crisis. De hecho lo más necesario sería una reforma laboral, pero sobre esto Zapatero no quiere ni oír hablar, no vaya a ser que muchos de sus compañeros socialistas no lo entiendan correctamente. Pero es evidente que se necesita esa reforma. Quiso ZP arrancar como un mesías... y fue vapuleado sin cuartel por todos los grupos políticos.

Rajoy cumplió un papel correcto, tampoco nada extraordinario, pero al menos consiguió sacar de sus casillas al huésped de La Moncloa provocando la inesperada y desmesurada reacción de éste. Zapatero llegaba en el peor momento de sus dos mandatos y esto le ha pasado factura. De boca del Presidente salieron reproches como "lo que a mí jamás se me habría ocurrido decir es que usted traiciona a los muertos" o sentencias como "en 2004 la excusa para justificar su derrota electoral fue el 11-M, y luego ha seguido usted abrazando" las teorías conspirativas que explicarían, supuestamente, la victoria socialista en las urnas.

Este tipo de frases, pronunciadas por gente como Pepiño Blanco (antes de ser Ministro) o Leire Pajín, evidenciarían una actitud barriobajera muy propia de cierta casta política, pero en boca del Presidente de España, supuesto cargo pleno de responsabilidad y representación, resulta peor que ofensivo y demuestra un inexistente respeto por el Debate sobre el estado de la Nación.

Aun así Rajoy supo mantenerse y responder, y como muestra un botón: "Ustedes jalean cada dato negativo, casi se diría que lo anhelan. Su objetivo no es colaborar para vencer la crisis, sino servirse de la crisis. Esa actitud no ayuda a España, porque cualquier inversor extranjero que les escuche recibirá un mensaje de desconfianza hacia nuestro país", a lo que Mariano respondió que se limita a decir "lo mismo que los autónomos, los transportistas, la Unión Europea, el FMI o el Banco de España. ¿También cree usted que todos ellos se alegran del paro? No le acepto la afirmación que acaba de hacer, porque es mentira y es impropia de un presidente del Gobierno".

La píldora de la irresponsabilidad

Pensaba hablar sobre el tema de apertura del Debate sobre el estado de la Nación, la venta sin receta de la píldora del día después, pero he encontrado un artículo de otro blogger que suscribo palabra por palabra y que aquí os dejo. Su autor es Alberto Esteban, médico y dueño del blog "La verdad os hará libres".


"Parece ser que el Gobierno de España, el reinventor de los derechos sociales, está dispuesto a comerciar de forma casi gratuita la denominada "píldora del día después", o sea, un fármaco de características muy precisas que interfiere en el normal desarrollo de un embarazo. Como introducción sería interesante ver esta encuesta al respecto que publica hoy el diario 20 minutos.

Este es un tema complejo, pero creo que hay ciertas cosas claras. El primer aspecto importante es que dicho medicamento (principio activo + excipientes) se podrá vender en farmacias sin receta médica y sin límite de edad. Esto es, de inicio, un auténtico escándalo. En primer lugar porque estamos poniendo en manos de menores una gran responsabilidad, más aún, estamos siendo desleales a los principios de Salud Pública permitiendo que una chica de 15 años pueda adquirir motu proprio un fármaco y asumir, ríanse de la ley del menor, sus consecuencias.

Y me pregunto yo. ¿Se hará cargo el gobierno de las consecuencias derivadas del uso de un medicamento de forma descontrolada, trivial y fuera del control médico? Porque con todo respeto, yo no tengo por qué atender a una niña que se haya tomado esta maravillosísima píldora mágica por su cuenta y riesgo y haya empezado con decenas de efectos secundarios. Que la atienda la señora Jiménez y su jefe, que son los iluminadores de esta brillante idea.

Asimismo parece ser que esta es una estrategia conjunta del Ministerio de Igualdad y el Ministerio de Sanidad para reducir el número de embarazos no deseados y el número de abortos. Pues esto suena a mentira. No se puede vender como prevención de un problema tan serio como es el aborto un fármaco hecho de hormonas que interfieren en el normal desarrollo de un embarazo. Por no hablar de que esto va en contra de la educación sexual (tomarse una píldora después de haberte tirado al vecino no es una correcta salud sexual) y la prevención de las enfermedades de transmisión sexual (ETS).

O sea, que los mismos que critican, no sin razón, a la Iglesia Católica por su intransigente postura frente al preservativo y las ETS, proponen un método que no evita la sífilis, ni el VIH, ni la Hepatitis B, ni el CMV, ni el chancro blando, ni el linfogranuloma venéreo ni nada. Más aún. Cuando se promueven estas medidas la gente se olvida de que, y perdón por la expresión, cuando se folla sin protección no sólo puedes dejar embarazada a tu pareja, sino que le puedes pegar todo y más. O sea, que es esperable un repunte de las ETS. Pero estoy tranquilo, porque será la Ministra Jiménez la encargada de atender esos nuevos casos.

Está claro que el uso de este fármaco, que denominan estúpidamente como medio de emergencia, va a disminuir el número de embarazos no deseados. ¡Sólo faltaba! Entre esto y la nueva ley del aborto el año que viene no llegarán a 7 u 8 las mujeres que han decidido abortar. ¡Todo un éxito del gobierno socialista! Pero ay madre, los nuevos casos de ETS que se habrán producido por sustituir el preservativo por la píldora mágica, será digno de una tesis doctoral, o dos.

¿Es malo este medicamento? Evidentemente no lo es, si no no estaría autorizado. Sin embargo un fármaco de estas características debe ser supervisado por un médico, porque tiene efectos secundarios importantes. Porque entonces, si las chiquillas compran un fármaco sin receta médica, ¿Quién va a asumir los efectos secundarios de este fármaco?Y si hay alguna contraindicación en una chiquilla concreta, sea por idiosincrasia o no, para tomar este preparado hormonal, ¿Qué hacemos? Bueno, digo yo que si la chiquilla muere al menos el estado devolverá a su familia los maravillosos 20 euros (IVA-deuda de ZP incluídos) que cuesta este pool mágico.

Mi opinión es que este fármaco debería estar restringido a los casos en que los facultativos consideremos que es necesario. O sea, que el estado tiene la obligación de promover una correcta educación sexual que prevenga los embarazos no deseados y las ETS. Sólo en le caso en que se fracase y se llegue a un embarazo no deseado se podría pensar en este método. Y un último comentario. Para mí es igual de idiota que una mujer aborte la semana 17, que la 3 que antes de la implantación. El problema no es el tiempo que tenga el nuevo ser, sino el fracaso que supone para una sociedad la existencia de un embarazo no deseado."

La oportunidad de Bolonia

El Tratado de Bolonia da la oportunidad a las universidades españolas de situarse a la vanguardia europea, siempre y cuando sepan adaptarse correctamente el nuevo modelo de enseñanza. Por su propio interés, por el de aparecer en los rankings anuales de las mejores universidades europeas, deberían trabajar por implantar Bolonia como debe ser. Pero esto quizás sea lo que menos importa a quienes dependen de la universidad, empezando por alumnos y continuando por profesores.

Bolonia supone una revolución del sistema académico y no sólo por la reordenación de los títulos, lo que permitirá a los nuevos universitarios moverse con mayor facilidad por toda la Unión Europea una vez finalizados sus estudios. También introducirá un nuevo concepto de enseñanza más próximo al modelo americano o anglosajón, el cual se ha destacado por la alta calidad de su enseñanza y sus bien formados profesionales. En España sólo podemos presumir de licenciados y diplomados con vastos conocimientos que se encaminan irremediablemente hacia el abismo profesional.

Y ése es uno de los aspectos que pretende pulir Bolonia, enfocando las titulaciones hacia su posterior uso en el campo profesional, evitando profundizar en conocimientos que carecen de valor más allá del que aporta el propio saber, y ahondando en aquellos de mayor utilidad para la vida laboral y el desempeño de actividades profesionales. Está claro que esto no es ninguna mercantilización de la universidad, pero sobre falsos mitos de Bolonia hablaré otro día.

Ante todo creo que son las pequeñas universidades las que más pueden beneficiarse de la reforma educativa, pues pueden coordinarse de manera más eficaz para lograr implantar el modelo con garantías. Además ahora se abre la puerta a la creación de nuevos estudios a iniciativa de cada institución -con el aprobado del Ministerio- lo que puede poner de relieve los puntos fuertes de cada universidad convirtiéndola en referencia continental en ese campo.

Pero sobre todo hay que ser valientes y aprender del modelo americano sin olvidar que no todo es exportable, aunque sólo sea porque eso supondría un vuelco total a nuestra pésima educación secundaria. El Hospital Clinic de Barcelona fue osado y pionero en España al compaginar formación, investigación y sanidad y ahora es la referencia en el sector. Ése es un buen ejemplo de valentía a seguir para dotar de calidad a nuestro sistema universitario. Pero sobre todo que no sea a costa de que los alumnos deban invertir más horas de estudio y apenas puedan disfrutar de su juventud, pues algunos programas piloto están fracasando estrepitósamente al exigirles a los estudiantes el doble de lo habitual.

Se buscan culpables en PRISA

PRISA, el gran imperio mediático sobre el que se ha asentado buena parte del poder del PSOE, a través del cual han llegado directamente al ciudadano, se desmorona y hay muchas explicaciones plausibles para ello. Después de que Polanco fuera beneficiado por el franquismo, se cobijó bajo el amparo de Felipe González, estableciendo durante esa época las bases de su futuro holding audiovisual.

No sólo fue próspera la época de Felipe, sino que con Aznar en el Gobierno también hizo crecer a su empresa. De hecho logró derribar los tabúes ideológicos cuando Aznar le puso en bandeja el monopolio de la televisión digital comiéndose Via Digital y creando Digital Plus. Todo esto aderezado con con la creación de Sogecable y de Audiovisual Sport llevó al grupo de Polanco a una era mágica con una influencia de sus medios como nunca antes se había visto.

Sin embargo puede que este favor que Aznar le hizo a Polanco, perjudicando a sus aliados ideológicos de la prensa, se convierta ahora en pesadilla y el ex-Presidente deje de ser visto como un ángel para pasar a ser un demonio, ya que PRISA es incapaz de desprenderse de Audiovisual Sport y ahí radica gran parte de la culpa de su batacazo en la bolsa.

También Zapatero parece haber contribuido al fin de PRISA, al apoyar casi explícitamente a Mediapro y La Sexta como televisión oficiosa del PSOE más izquierdista. Los tiempos de alianza y sinergias entre PSOE y PRISA parecen haber llegado a su fin, pues ZP es consciente de que la línea editorial del grupo de la familia Polanco no variará en contra de los intereses socialistas.

Los problemas no sólo vienen de La Moncloa, sino que las disputas familiares son las que tienen la mayor parte de la culpa, con un Juan Luis Cebrián crecido y haciendo a su antojo gracias al títere en que se ha convertido Ignacio Polanco, presidente de PRISA e hijo del difunto Jesús Polanco. El otro invitado en cuestión se trata del sobrinísimo Díez Polanco, recién desbancado de su sillón en Sogecable y gran damnificado de la sucesión en el trono empresarial.

Pero no sólo políticos y directivos tienen la culpa, pues el panorama televisivo ha cambiado mucho y el no saberse adaptar y anticipar los tiempos está haciendo que ahora PRISA lo pague caro. La reordenación del sector, con Antena 3 y Vocento en el Ibex35, la aparición de La Sexta o la implantación de la TDT son algunos ejemplos. Y a eso hay que añadir el fracaso de Gabilondo en televisión y el hueco insustituible que ha dejado en la SER.

Atrás quedaron los tiempos en que Polanco padre manejaba los hilos y negociaba de tú a tú con el poder político. Esos tiempos en los que El País era el periódico indiscutible, la SER la radio por antonomasia, monopolizaban las plataformas digitales y las emisoras de música, y se les permitía emitir a nivel nacional con 2 canales, a través de Cuatro y de la triquiñuela de Localia. Todo ha cambiado, incluso TVE parece que va a desprenderse de la publicidad para mayor gloria de las cadenas privadas. Y la familia Polanco va descolgándose.

Manifestaciones sin sentido


¿De qué sentido goza mantener una manifestación cuando los principales perjudicados la han desconvocado? Si no tiene nada que ver con oportunismo político, que me lo expliquen. Porque eso mismo ocurrió la semana pasada en Burgos con una concentración que aglutinó a unas 3000 personas teniendo como telón de fondo la reivindicación para que el servicio de oncología del hospital burgalés se mantenga tal y como está, sin perder profesionales y competencias en favor de Valladolid y su nueva unidad de Consejo Genético.

Todo surgió porque con la creación de esta nueva unidad en Valladolid comenzaron las especulaciones sobre si Burgos sería la damnificada de tal acción (una muestra más del temor que en Burgos se tiene hacia Valladolid). Ante tal situación reaccionaron los oncólogos burgaleses, quienes dirigen muy eficazmente su unidad, convocando la susodicha manifestación, pues veían peligrar sus puestos de trabajo. A ella se unieron la Asociación del Cáncer, como es lógico, y otras asociaciones y colectivos vecinales.

Sin embargo, ante la inminencia de la concentración, el consejero de Sanidad de la Junta concedió una entrevista al diario local asegurando que Burgos mantendría su unidad oncológica y que, incluso, podría aumentar su número de médicos en caso de que no se consiguiera prestar un servicio mínimo en los hospitales de Miranda de Ebro y Aranda de Duero, de modo que la especialidad se aglutinaría en el hospital de la capital de provincia. Esto, y la actitud de Juan Vicente Herrera a quien el director de oncología definió como "un hombre de palabra", hizo que tanto profesionales como afectados decidiesen no asistir a la manifestación.

Sin embargo los vecinos insistieron en secundarla, más como medida política que cualquier otra cosa. De hecho sé que los jóvenes socialistas azuzaron a los suyos para acudir, evidenciando la instrumentalización política que de la sanidad pública hace el PSOE.