Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

La epístola de Bibiana. Firmado Ansón.

El veterano periodista Luis María Ansón nos sorprendió hace unos días con una increíble exclusiva en su columna en El Mundo. Sus contactos le habían puesto sobre la mesa una supuesta carta escrita por la ministra Bibiana Aído y dirigida a Rogge, presidente del COI. La misiva era desternillante, pero de un periodista serio que dirige un periódico supuestamente serio, el recurrir a esta "técnica" dice muy poco. Para leer sátiras me compro otras publicaciones.

Desconozco cómo habrá reaccionado la ridiculizada ministra, quien con sus salidas de pata de banco ha dado pie a convertirse en la comidilla del corrillo político y, de paso, carne de cañón para los periodistas faltos de imaginación que, ante la escasez de noticias del estío, hacen gala de sus mejores artes por medio de las epístolas con suplantación de remitente.

De todas formas no es la primera vez que Ansón se refugia en la publicación de cartas interceptadas por sus tentáculos extraperiodísticos, como ya ocurrió con otra dirigida a Fidel Castro con la firma de Zapatero. Sabemos que es difícil ser original y creativo cada día y exponer un tema con argumentos fundados. Quizás Ansón vió en esta técnica una vía de escape y una forma de mimetizarse con el jolgorio y la relajación típica de agosto. En cualquier caso siempre vendría bien una aclaración sobre la autoría de la carta, pues me consta que gente que leyó entre líneas anda rajando de las nuevas ocurrencias de la gaditana. Y eso tampoco es.

El Madrid a por Villa

Las oficinas del Santiago Bernabéu están en plena ebullición. Apenas asimilada la épica victoria de la Supercopa contra el Valencia, el Real Madrid debe hacer frente a un incendio surgido hace unos días bajo el nombre de Robinho, quien considera que no cobra lo suficiente. Básicamente lo que hace un par de años firmaron él y su representante. Antes parecía tanto y ahora tan poco... No obstante debería ser un poco más humilde y analizar qué ha aportado al equipo en este tiempo más allá de un par de regates muy de vez en cuando.


Se habla de una oferta de 37 millones procedente del Chelsea y de que Calderón le reclama 45 para que pueda hacer sus sueños realidad. Pero anticipándose a su venta el club merengue se ha lanzado a por el pichichi de la Eurocopa, David Villa. Y lo han hecho a lo grande, sin escatimar, ofreciendo 47 generosos millones de euros por el atacante que falta en la Castellana para apuntalar un equipo de postín y aplacar los ánimos por la venta de Robinho.


El Valencia se niega a venderlo alegando que fue una promesa del nuevo presidente ché y forzará la situación para que el Madrid apoquine más de la cuenta e invierta en "El guaje" lo que gane por Robinho más una pequeña cantidad extra cuyo destino será mitigar un poco el agujero financiero del club levantino. El Real Madrid juega a contrarreloj, pues posee a un jugador caprichoso y descontento que no hará más que enrarecer el vestuario y perjudicar la dinámica de grupo y debe dar respuesta a la necesidad de fichar en menos de una semana. Pero no vale cualquier jugador y los clubes lo saben. Un nuevo escollo para Calderón y Mijatovic.

Hasta de veraneo genera polémica Losantos

A principios de mes Federico Jiménez Losantos concedía una entrevista de una hora a Jaime Bayly en Miami, lugar donde acostumbra a veranear el locutor español, aunque no por ello se relaje ni un ápice y nos deleita (en el sentido que a cada uno le plazca) con una serie de sentencias que bien podrían pasar a la posteridad; todo ello con la complicidad de Jaime Bayly.

Sus palabras no han sentado nada bien entre los seguidores de Chávez ni entre la izquierda en general y gracias a Sé lo que hicistéis..., de La Sexta, descubrí esta curiosa entrevista en la que Losantos no se corta un pelo en decir todo lo que piensa, aunque haya frases difícilmente aceptables como demócrata. No obstante explica otras teorías sobre el postcomunismo bastante interesantes y menos reprochables.

Aún así hay una frasecita que dedica Losantos a Bayly al comienzo de la entrevista que bien podría aplicarse a sí mismo: "De tanto exagerar vas a perder la credibilidad"

Os dejo con la entrevista completa -creo- para quien tenga tiempo libre pues dura unos 40 minutos, pero siempre es mejor verla íntegra que ver el vídeo de La Sexta de un par de minutos en el que se recogen sólo las sentencias más extravagantes del periodista.








La controvertida bandera nacional


En septiembre Burgos seguirá la estela de Madrid y colocará una bandera española gigante, aunque no tanto como la de Colón. El lugar parece apropiado: Plaza de España. Pero como siempre esta decisión escuece en ciertos sectores y desde el PSOE parecen alentar el malestar con nuestra bandera, cosa que hace el ex-alcalde burgalés Ángel Olivares en un artículo muy ambiguo.


Sin embargo el discurso parece calar entre la izquierda española, algo que comprobé con unos amigos en mi viaje a Ribadesella. Tanto es así que llegan a repudiarla, preferir la de la II República, que estéticamente me gusta menos, e incluso asegurar que la actual bandera nacional (esa que data de la Edad Media) se identifica con la de la dictadura de Franco. Ante tales descabellados argumentos uno puede hacer más que asustarse y cuando reivindican la bandera tricolor de la II República como símbolo republicano uno no puede sino regocijarse al recordarles que la Primera República tomó la bandera rojigualda.


Pero ciertamente me pregunto qué tiene la bandera que hay quien no la soporta. Nadie cuestiona que se llame Plaza de España pero sí que ondee la bandera que simboliza a todo un país que da el nombre a la plaza. Nadie se lleva las manos a la cabeza cuando una estatua de Colón adorna la plaza homónima, por ejemplo. Seguro que somos la única nación donde ocurren estas cosas. Y quien defiende que la tricolor representa la lucha contra el franquismo creo que no aprecia que Franco murió hace más de 30 años y carece de sentido portar esa bandera hoy en día. No deja de ser algo tan atemporal como defender las monarquías absolutistas, que también son historia de España.

La fiesta del norte de España

Regreso tras unos días duros, muy duros, pero disfrutado a lo grande en la asturiana localidad de Ribadesella, epicentro de la fiesta del norte de España durante el fin de semana recién acabado. De hecho, como tuve la suerte de acudir a San Fermín el año pasado pretendo comparar vagamente ambos acontecimientos festivos. En los 2 lugares estuve sólo un día, el sábado, y el conductor era yo, lo que hace de estas experiencias algo muy duro el domingo por la mañana.


Pamplona durante sus internacionales fiestas se convierte en una ciudad imposible de habitar, con sus calles del centro abarrotadas de turistas y pamplonicas ataviados de pantalones y camisa blanca y faja roja, como debe ser. Pero por desgracia irse de pinchos al centro al mediodía es algo que se debe recapacitar seriamente, pues la aglomeración humana y de desechos, los olores nada agradables que atestiguan lo acaecido la(s) noche(s) anterior(es) y el sol impenitente hacen de esta vivencia algo más duro que la posterior fiesta.


Pero como buena ciudad que es posee unos parques muy interesantes donde preparar la noche descansando y cobijándose bajo algún árbol, como bien hicimos en el parque Yamaguchi donde afortunadamente logramos aparcar. Cuando el día va a acabar lo suyo es ir tomando posiciones para ver los fuegos artificiales y beber lo que se quiera beber antes de ir al centro, pues los precios son prohibitivos, por no decir que son auténticos robos. Y así toda la noche hasta que la gente se posiciona en las barreras para presenciar el encierro. Como eso requiere de demasiada paciencia (al menos 2 horas sin hacer nada para mantener tu preciado puesto) una pantalla gigante situada en la Plaza del Castillo resuelve la papeleta a los miles de jóvenes que prefieren sentarse en el suelo a contemplar la tradición.


Pero Ribadesella es otra historia. El reclamo no son los toros sino el famoso descenso del Río Sella, con participantes de todo el mundo. Al calor del evento deportivo se desarrolla el resto de actividad festiva en este pueblo de 6000 habitantes del litoral asturiano que multiplica su población varias veces. Los precios más comedidos hacen de esta fiesta un acontecimiento más popular y epicentro del ocio del noroeste de España.


El tiempo se pasa volando entre buscar una sombra junto a alguna tienda de campaña, las cuales campan a sus anchas por toda la localidad, pasar por la playa y calarlo todo (incluido llave del coche y móvil, ambos "ahogados") y regresar al coche, aparcado a un par de km para retomar energías, coger algo que abrigue lo justito y enfilar la fiesta nocturna. Y todo ello aderezado con una buena cobertura de la Guardia Civil y de los servicios de emergencias, incluyendo un rutinario control de alcoholemia el domingo por la mañana a la salida del pueblo.

Rocky Balboa vs Jake LaMotta

El cine de boxeo no se caracteriza por ser muy prolífico ni ajustado a la realidad. Sin embargo nos encontramos con algunas fabulosas excepciones como son Rocky y Toro Salvaje, las cuales giran en torno a sus protagonistas: Rocky Balboa, el aficionado ante la oportunidad de su vida, y Jake LaMotta, el campeón atormentado. Los que boxean y saben de ello no dudan en alabar el filme de Martin Scorsese como el más realista y el que mejor expresa la realidad de este duro deporte.


Será casualidad pero Rocky y LaMotta comparten origen italiano y compañías del entorno de Cosa Nostra, tema muy recurrente cuando el protagonista es boxeador, cosa que Elia Kazan supo reflejar en su preciosa La ley del silencio, con Marlon Brando en el papel estelar. Y es que el mundo del boxeo siempre ha sido retratado como algo sórdido, con oscuros intereses por parte de grupos criminales, nido de apuestas ilegales y epicentro de un espectáculo aberrante, barriobajero y sanguinolento. Y, aunque de todo ha habido, hay que saber diferenciar.


En EEUU la mafia siempre ha sobrevolado el ring con el único afán de enriquecerse a través del amaño de apuestas, algo reconocido por el ex-capo Sonny Franzese. Es más, la rumorología no se olvida de un combate perdido por Muhammad Ali contra todo pronóstico... Hoy en día su presencia no es tan notoria como en los años 30 ó 50 y el principal promotor de boxeo, Don King, es casi peor que todos ellos juntos. Es más, este magnate afroamericano es quien realmente está impidiendo a Castillejo su aventura trasatlántica.


Pero no sólo Rocky y Toro Salvaje se sumergen en este mundillo, sino que hay una serie de films también interesantes como Cinderella Man, The Boxer (trasladándonos a la Irlanda del Norte) o Million Dollar Baby. El biopic sobre Mohammed Ali (Ali, con Will Smith) no parece convencer a nadie, incluido al actor Mickey Rourke, ex-boxeador aficionado, que aseguró que Will Smith no le aguantaría ni un round.


En España la situación no es para nada boyante. De nuestra cantera no paran de surgir nuevos campeones europeos pero sólo Javier Castillejo se puede permitir el lujo de dedicarse profesionalmente al boxeo. Otros, como Iván Pozo, han tenido la suerte de encontrar apoyo en Míchel Salgado y Lorenzo Sanz y así poder afrontar nuevos retos. Es importante cambiar el concepto que se tiene de este deporte y quitarnos de la cabeza a todas esas viejas figuras del boxeo patrio que acabaron casi mendigando, suicidándose (como Urtaín) o "desbocándose" (como el Poli Díaz o Potro de Vallecas, que digo yo que si en Rocky Sylvester Stallone era apodado el Potro italiano, quizás tenga algo que ver). También nuestro cine ha tratado de aproximarse al ring pero no lo ha hecho con gran acierto y debemos conformarnos con las discretas A golpes y Segundo asalto.


Por ello invito a disfrutar de Rocky, por la que Stallone saltó a la fama gracias a sus nominaciones a los Oscar por su interpretación y su guión, el cual escribió en apenas 3 días tras presenciar un combate de Muhammad Ali. Además tampoco se os pasará por alto su reconocible banda sonora. Pero me quedo con Toro Salvaje, quizás por mi devoción por el neoyorkino Scorsese o puede que por los 30 kilos que engordó Robert de Niro estableciendo un nuevo récord. O puede que en el fondo todo se deba a que se basa en la historia de Jake LaMotta contada por él mismo en blanco y negro, lo que te transporta en el tiempo hasta sentirte sentado en un club de la época, saboreando un daikiri mientras alguien canturrea en el escenario y tus compañeros de mesa alardean de su posición social lograda a costa de estafar, extorsionar y matar.