Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

¿Iremos a contracorriente?

Este tema llevaba tiempo esperando a que yo tuviera un ratito y escribiera sobre ello. En concreto desde la primera semana de julio he ido retrasando su redacción, pero considero que es un tema de actualidad y sin fecha de caducidad, y por ello reabro el debate sobre la energía nuclear, algo que Francia, Gran Bretaña e Italia apoyan enérgicamente, valga la redundancia, y España se empeña en mantenerse al margen. Por desgracia probablemente equivalga a apartarse del futuro o, cuanto menos, de la competitividad en el futuro.


Francia y Gran Bretaña apostaron hace ya tiempo por la energía nuclear y a ellos se ha unido Italia, precisamente aprovechando que Silvio Berlusconi ejercía de presidente del Consejo del G8 en Toyako. De ellos surge la propuesta de edificar 1.000 nuevas centrales nucleares en todo el mundo durante los próximos años, de modo que la producción de electricidad a través del uranio empobrecido pase del 16% a nivel mundial a niveles más altos, como por ejemplo al 33%, porcentaje actual para Europa, siendo la principal fuente de energía.


El gran inconveniente son los residuos radiactivos que, si bien pueden controlarse y almacenarse en condiciones de seguridad, no pueden hacerse desaparecer. Pero probablemente sea ése el único handicap de la energía nuclear, pues la peligrosidad de un escape radiactivo está muy controlado y la construcción de nuevas centrales deben anteponer la salud a los posibles riesgos. De todas formas la energía nuclear no entiende de fronteras y seríamos igualmente víctimas en España a pesar de desecharla en pro de otras energías alternativas, mucho más caras en términos de eficiencia.

¿Cómo será ser objetivo de ETA?


Me pregunto cómo se sentirá alguien cuando se le comunica que ha sido objetivo de ETA, bien para un secuestro o para un asesinato. Obviamente espero no saberlo por experiencia propia pero ésto es lo que se me ha venido a la mente cuando he visto la noticia en la que se daban los detalles del concejal socialista de Eibar que los etarras llevaban un tiempo siguiendo para secuestrarlo y, presumiblemente, asesinarlo vilmente. Parece ser que Benjamín Atutxa, de 53 años, casado y con una hija de mi edad, iba a convertirse en un nuevo Miguel Ángel Blanco con el que chantajear al Gobierno.


Ahora dicen que el concejal vasco está preocupado por su familia, lo cual es lógico porque siempre se sufre más por los demás seres queridos que por uno mismo. Por suerte el hecho de tener escolta es lo que le ha salvado la vida, algo de lo que por desgracia no pueden presumir tantos políticos vascos masacrados por los terroristas. Pero lo que me asombra es cómo afrontarán ese paso de sospechar que puedes ser un objetivo más y que por ello tomas ciertas precauciones a saber a ciencia cierta que tu nombre estaba anotado en letras mayúsculas en una libreta. Ya no es sospecha sino certeza.


Claro que otros lo toman con resignación y cierto sentido del humor, como el bravo juez Grande-Marlaska, pero teniendo en cuenta su profesión y su determinación en la lucha contra ETA es normal que su nombre figure siempre entre los posibles objetivos. Al fin y al cabo él era consciente de dónde se metía al aceptar ese cargo. Es triste que ejercer tu profesión soñada te ponga en el punto de mira de todos los criminales, pero es así en todas las partes del mundo. Lo de ser concejal es lo que jamás debería ir acompañado de tal situación.


Y por último me sorprende ese zulo descubierto justo al lado de una iglesia en La Rioja, pues siempre me los había imaginado en naves abandonadas, casas, sótanos o en medio de bosques frondosos, pero jamás entre 2 paredes de una iglesia, por mucho que esa cara dé al monte. En fin, que el lunes regreso a España y aprovecharé este fin de semana para despedirme de esta tierra lombarda que me ha acogido durante 10 meses.

¿Cómo afectará la crisis aérea al nuevo aeropuerto de Burgos?

Con apenas poco más de una semana en funcionamiento el nuevo aeropuerto de Burgos resulta que surge en medio de la incertidumbre mundial sobre el futuro de las aerolíneas por culpa del petróleo. España no es ajena a este clima de dudas y de recortes de plantillas y presupuestos como evidencia el ERE de Spanair, la eliminación temporal de rutas de Ryanair o las dificultades que están encontrando Clickair y Vueling para su fusión.

Y he aquí que echa a andar un nuevo aeropuerto en Castilla y León. Pequeño, como el de Albacete, aunque ajustado a las necesidades de la ciudad y habida cuenta de encontrarse rodeado de instalaciones aeroportuarias como las de Vitoria, León, Valladolid, Madrid, Santander o Bilbao. De momento cuenta con una oferta que es la envidia de los otros 3 aeropuertos de la región en el momento en que fueron inaugurados, con los destinos de Mallorca, Barcelona y París cubiertos por las compañías españolas Air Nostrum y LagunAir.


Pero las perspectivas de futuro son otra cosa y la pregunta queda en el aire. ¿Este prometedor inicio no se encontrará con problemas para su expansión por culpa de la crisis en la aviación civil? El objetivo actual parece que consiste en atraer una aerolínea de bajo coste aunque no tiene pinta de que vaya a ser una tarea fácil. De todas formas Burgos podría venderse como un buen destino para el turismo de interior y como un punto excelentemente comunicado para quien desee viajar a otra parte de la región o proximidades pagando poco por su vuelo. Espero que echen el resto y no desistan y aprovechen las ventajas que supone un aeropuerto pequeño a escasa distancia de un casco urbano singular.

Foto: interior del Aeropuerto. Cortesía de Forjamus

Una farsa de deporte


El ciclismo sigue en entredicho a pesar de los esfuerzos de diversos organismos y, en especial, del Tour de Francia. De momento son 3 los que han sido expulsados, después detenidos y finalmente imputados por dopaje con EPO y casualidad o no, pero 2 eran españoles y el otro corría para un equipo español. Alfredo Relaño, director de As, intentaba consolarse tras el positivo de Beltrán diciendo que el problema de Manolo es que pertenecía a una generación donde todo el mundo iba dopado. Por desgracia a los pocos días tuvo que rectificar con la detención y confesión de Moisés Dueñas, un joven castellano-leonés de 26 años, y la expulsión de la revelación del Tour, Riccardo Riccò, quien se había erigido en la gran esperanza de futuro transalpina. De hecho lo comparaban con Pantani; y es que qué peligrosas son las comparaciones...


El verdadero problema de toda esta historia es que un deporte tan bello como el ciclismo queda totalmente desacreditado y nadie garantiza que quien suba a lo más alto del podio en París no sea descalificado días después aumentando el escándalo. Los más grandes han ido cayendo los últimos años: Heras, Pantani, Basso, Ullrich... así como figuras emergentes que de la noche a la mañana se convertían en grandes corredores capaces de atacar todos los días en alta montaña como Santi Pérez, Rumsas, Vinokourov, Kasechkin...


No suena bonito pero no me extrañaría que un día nos despertáramos con la triste noticia de un positivo de Valverde o Contador. Lo que está claro es que a pesar de los rigurosísimos controles y la gran cantidad de ciclistas punteros que son cazados, los recorridos siguen siendo igual de exigentes que antaño y las velocidades medias no decrecen. Solución: todo el mundo va dopado. Y quien no se dopa no destaca... Echemos sólo un vistazo al atletismo y veremos que hay muchísimas marcas a las que los actuales velocistas no se aproximan y todos esos récords datan de la época del doping abusivo con EEUU, Alemania comunista y URSS a la cabeza.

La primera grande que cae

Ayer el parqué de Madrid se encontraba revuelto, muy tenso y se llevaba por delante a Martinsa-Fadesa, una de las grandes del sector. En concreto la inmobiliaria con más activos, pero también contaba con una gran deuda y los bancos se negaban a concederle más créditos. Ante el inminente vencimiento del plazo de amortización de la deuda, y el caso omiso del Gobierno (aunque supuestamente Zapatero en persona habría prometido financiación a través de los créditos oficiales del Estado por medio de ICO), Martinsa ha dicho basta y ha convocado el concurso voluntario de acreedores, es decir, la suspensión de pagos.

Tal y como suena ha caído uno de los últimos iconos del boom del ladrillo en España. Fadesa, empresa radicada en La Coruña, que durante años patrocinó al Deportivo de la Coruña, fue literalmente engullida por la ambición y las ganas de un emergente empresario llamado Fernando Martín. Desconocido hasta que se sentó en el sillón presidencial del Real Madrid, aunque con escaso éxito, comenzó su escalada en el ámbito empresarial (algo que se remontaba a su visión de futuro cuando se hizo con la mayoría de terrenos de Sanchinarro y Las Tablas, nuevas áreas de expansión de Madrid) y culminó una de las adquisiciones inmobiliarias más sonadas junto a su socio Antonio Martín con la compra de la gallega Fadesa.


Se creaba así una de las mayores inmobiliarias españolas con una reserva de suelo impresionante y futuros planes de expansión que auguraban a la nueva Martinsa un gran porvenir, a pesar de la deuda que debía refinanciar, la cual ha condenado definitivamente a este gigante con los pies de barro a declarar la suspensión de pagos. Sus efectos, los cuales derivan de la crisis, ésa que Zapatero se negó a aceptar, no sólo afectan a los trabajadores que serán despedidos sino también a las familias que esperaban pacientemente la entrega de vivienda. Y es que este colectivo ya empieza a quejarse y ya se oyen voces por Burgos, ciudad que no es ajena a las promociones de Fadesa.

Fernando Martín sabía de las dificultades por las que pasaba el sector y por eso aceptó encabezar el G-14, grupo que reunía a las principales inmobiliarias, y por desgracia para él, decidió confiar en la palabra dada por el Presidente de España prometiéndole ayuda a través del Instituto de Crédito Oficial a cambio de no suspender pagos antes de las elecciones. Ahora, como muy a menudo, ZP se olvida de quien le ha ayudado. Y eso no es ser socialista, conservador o liberal. Eso es otra cosa y suena muy feo.

Pero el vallisoletano Fernando, que amasó su fortuna en Madrid, no es el único mito que la crisis del ladrillo se ha encargado de tragarse. Antes de él también pasaron por parecida situación el bilbaíno afincado valenciano, Enrique Bañuelos, quien sacó a bolsa una discreta inmobiliaria y consiguió revalorizarla un 1000%, convirtiéndose en el hombre de moda, atrayendo a accionistas del calibre de Amancio Ortega y permitiéndose el lujo de residir en su fabuloso piso neoyorkino. Después el parqué puso en su sitio a Astroc y Bañuelos fue obligado a vender su participación. Hoy Astroc es historia y su presente es Afirma, la cual resulta de pequeña reestructuración del mercado.


Y tampoco pasó desapercibido el astuto sevillano Luis Portillo, quien había crecido a las faldas de Joaquín Rivero en Metrovacesa (la gran empresa del sector, hoy disuelta por conflictos internos entre los Sanahuja, por un lado, y Rivero y Bautista Soler, por el otro) y consiguió convertir su pequeña empresa herencia de la Expo del 92 en una de las más potentes a nivel nacional. Todo a golpe de OPAs, pero Colonial figuraba en lo más alto, y Portillo disfrutaba de su éxito en su nueva kilométrica finca e invirtiendo en el BBVA e Iberdrola. También Colonial tembló antes del fin de año del 2007 y la salvación pasó por largar a Portillo. Otro mito caído.


Sin embargo hay uno que se salvó de la quema, y lo hizo a lo grande. Manuel Jove, fundador de Fadesa, supo vender su participación en la inmobiliaria y recibir por ello más de 2200 millones de euros con los que reinvertir en otros sectores, como el de la energía, a través de su nueva sociedad, Inveravante, o en la banca. De hecho puso unos miles de millones de euros para pasar a ser el principal accionista individual del BBVA y, aunque se especuló mucho acerca de su entrada en el accionariado del banco, ni siquiera posee sitio en el consejo de administración. Pero a pesar de todo es triste ver cómo empresas que han llegado a tener una capitalización superior a los 12.000 millones de €, ahora apenas llegan a los 4.000. El sector en el que España era una referencia en Europa y el mundo ha sucumbido a su propia desmesurada expansión.

El mito secesionista

Resulta curioso que tenga que ser el euskobarómetro, el instrumento al servicio del gobierno peneuvista, el que eche por tierra las teorías independentistas del lehendakari Ibarretxe. Quienes realmente se muestran a favor de la independencia vasca son los votantes de ANV, quienes apenas aprecian el terrorismo como el principal problema en el País Vasco. Es todo realmente significativo.


Parece que Ibarretxe no quería darse cuenta de que sus votantes no tienen por qué ser antiespañoles, ni separatistas ni nada por el estilo. De hecho sólo el 28% de sus votantes se muestran partidarios de aceptar la propuesta estrella del lehendakari, dejando a las claras lo alejado de la realidad que se encuentra este nuevo intento de división que poco va a aportar, pues estos nacionalistas alienados seguirán en sus trece.


Y como la noticia coincide en el tiempo con el congreso del PP vasco, quisiera resaltar que el nuevo equipo directivo sigue apostando por lo que siempre ha definido al Partido Popular, y los hechos no hacen más que refrendarlo, aunque todavía haya quien nos venda lo del abandono de principios. En el congreso vasco se ha aprobado el artículo referente al obstruccionismo del PNV en el tema del terrorismo, lo cual puede servir de modesto homenaje a María San Gil, pues deja como herencia lo que se refleja en el texto. Y también es el mismo Rajoy el que pide retirar por ley los nombres de terroristas de las calles, plazas, avenidas... demostrando que de manera continuada sigue siendo el PP quien realmente se encuentra al lado de las víctimas del terrorismo. Aunque en este caso sigo creyendo que toda la sociedad española debe considerarse víctima del terrorismo de ETA.


En la foto, Antonio Basagoiti, nuevo líder del Partido Popular en el País Vasco.

Mutismo ante las calles etarras

La Audiencia Nacional considera que no hay delito en mantener el nombre de calles dedicadas a etarras, al menos tal y como ha sido planteada la cuestión. Pero esto ocurre y el PSOE, que es quien gobierna, no hace nada y asiste impasiblemente al bochornoso espectáculo. Las víctimas del terrorismo siguen siendo vilipendiadas por Zapatero y su séquito, pero no sólo ellos, sino también toda la sociedad española que lleva décadas sufriendo la lacra del terrorismo.


Igual que abanderaron el cambio del nombre de calles que tuvieran relación con el franquismo bien podrían echar la vista atrás y tomar esta nueva causa como propia y, sobre todo, emplear en ella tantas energías como en la anteriormente comentada. Porque ni tan siquiera estamos ante una situación igual a la de los nombres procedentes de la dictadura, sino que para más inri estas calles y plazas han sido dedicadas a asesinos durante la democracia.


Recuerdo que con la llegada en 1999 del PSOE a la alcaldía de Burgos su primera gran medida fue la retirada de todos aquellos nombres que tuvieran algo que ver con el franquismo, a pesar de que algunos de esos generales hubiesen hecho más por la ciudad que otros muchos intelectuales con calle que jamás la han visitado. Pero el PSOE tiene un grave problema, y es que en vez de cambiar el nombre de las calles y buscar otros nombres que no sean susceptibles de rechazo se dedican a crear controversia.


Así, además de desaparecer el nombre de Franco y de otros generales, también eliminó la calle dedicada a la División Azul, que al fin y al cabo no fueron más que unos voluntarios que decidieron acudir a II Guerra Mundial en condiciones bastante precarias. Pero como suena a la época de la dictadura debía desaparecer del mapa. En lugar de estos generales se fueron dando nombres lógicos como Avda. de la Paz, de Cantabria... pero nos topamos con una llamada Calle del Progreso (lo niegan mil veces pero la provocación ahí queda) y otra a un tal Luis Martín Santos, nacido en el norte de África y que vivió sobre todo en el País Vasco, pero por encima de todo este escritor era afiliado del PSOE.


Y luego tenemos la nueva calle a Antonio Machado, lógica, pues el colegio que se ubica ahí mismo lleva ese nombre. Pero es curioso que Antonio, simpatizante de la izquierda, tenga el honor de contar con esta calle, y su hermano Manuel, del bando contrario, todavía esté a la espera. Si hablásemos de eso que tanto gusta a los socialistas, igualdad, tanto Antonio como Manuel tendría una calle de todas esas que cambiaron de nombre hace 8 años, pero el PSOE suele ir más allá, arreglando injusticias y creando nuevas diferencias y malestares, en vez de intentar ser moderados y pensar con lógica.

El amigo de Aznar aterriza en el fútbol español


Los exámenes no me dejan un minuto libre pero quería comentar la noticia deportiva de la semana que empieza, pues de la que acabó ya sabemos que Rafa Nadal la cerró a lo grande. Lo anunciaba desde hacía tiempo El Confidencial y se han echo eco todos los demás: Villalonga pasará a gestionar el Valencia. Juan Villalonga, el amigo de Aznar, su compañero de clase en el colegio, el que fuera capo de Telefónica por obra y gracia del ex-presidente de España, culmina su sueño de ponerse al frente de un equipo de fútbol.


Llevaba tiempo buscando un club sobre el que lanzarse de lleno y tras los numerosos rumores que apuntaban a su interés por el Liverpool de Rafa Benítez, ha sido la ciudad del Turia la que ha atraído finalmente su atención. Desde luego que parece una decisión acertada y que sobre el tapeto pinta muy golosa pues el Valencia es uno de los grandes de España, con un pasado reciente excepcional (con 2 finales de la Champions jugadas y... perdidas), con toda una floreciente ciudad a sus espaldas y una plantilla de calidad.


Promete revolucionar la gestión deportiva en España, aunque veremos si llega a los niveles revolucionarios de Florentino Pérez, quien alteró el orden mundial. Quién sabe, pero a lo mejor estamos ante el Florentino o el Abramovich de nueva generación. Insinúa que aportará métodos ya vistos en Inglaterra y una concepción del club como una verdadera empresa, centrándose en aspectos fundamentales como la imagen del equipo, para alcanzar el nivel de los grandes de Europa.


No es santo de mi devoción y siempre se ha caracterizado por mirar por su propio interés aun si eso conllevaba acciones empresariales de dudosa buena fe. Villalonga, madrileño con origen valenciano, casado con una mexicana, habituado al alto standing y el buen vivir en Miami, Los Angeles y Londres, desembarca en el fútbol patrio vendiendo un nuevo modelo y voluntad para sacarlo adelante sin poner un duro, y sin recibir a cambio nada más que comisiones por operaciones ventajosas para el club. Soler, el dueño del ladrillo valenciano y hasta hace poco accionista de referencia de Metrovacesa, reconoce su fracaso y acepta el reto de quien fuera presidente de la multinacional española por antonomasia en la época. Veremos cómo responde la peculiar afición ché, pues ellos tienen la palabra.

¡Que no hagan con la lengua como con la bandera!


Que no la desprecien, que es de todos. Que no hagan el paripé con tal de plegarse a exigencias nacionalistas. Que definan su postura ante la lengua para todas sus federaciones. Pero sobre todo que respeten a quien crea en su bandera y en su lengua, no le tilden de facha y encima después tengan la desvergüenza de acusarnos de politizarlas. Sé que amarán España, pero no dejan que los demás lo expresemos libremente, algo que debería ser anecdótico en la nación más antigua de Europa.


A Zapatero sólo le agrada ver la bandera española en los acontecimientos deportivos y ésa es la forma de pensar que cala entre cierto sector y luego impide a uno salir a la calle con un polo de España, o una pulserita o un cinturón con el adorno de la bandera. Quién luzca los colores patrios será tildado de ultraderechista sin excepción. Pero está claro quiénes son los que te llaman eso. Son aquellos a quienes les molesta el sentimiento español, no así el castellano, catalán o vasco.


Y con la lengua tiene pinta de que vamos a ver más de lo mismo. Ya nos avisa el mismo ZP en persona. Como sigamos reclamando un trato de igualdad para el castellano volveremos a sufrir una campaña de acoso en la que nos volverán a vender como crispadores. Pero seremos tontos si nos dejamos, pues volveremos a ser calificados de verdugos cuando sólo seremos espectadores.


Nos comentan los socialistas en su congreso que la igualdad se alcanzan estudiando sólo en catalán y no en español. Mi concepto de igualdad (probablemente erróneo en progresí) consiste en un reparto al 50% de las horas lectivas en catalán y español, por ejemplo. Si son cooficiales tienen los mismos derechos, y además así se asegura uno de que se cumple el deber de conocer la lengua española, lo cual sólo va en su beneficio. Y nos vienen con el cuento de que nadie sale de la escuela sin saber castellano; pues yo he conocido ya un caso de una persona que por vivir en un pueblo catalanoparlante habla un español bastante deficiente y con gran dificultad.


Y espero que trabajen decididamente por reparar la desigualdad que supone mi desconocimiento del catalán para acceder a un puesto de trabajo en Cataluña, pues es lógico que no sepa este idioma cuando con el español debería tener todas las puertas abiertas en territorio nacional. Ya me encargaría de aprenderlo después, pero este Gobierno se está escorando tanto a la izquierda que es incapaz de darse cuenta del daño que genera al modelo de Estado español. No cesan en atacar a todos sus símbolos como medio injustificable en su particular guerra política.

Mi primera manifestación fascista

Tranquilos, que de la noche a la mañana no me he radicalizado. Simplemente os quiero contar algo que vi por primera vez el miércoles por la noche: una manifestación fascista. He presenciado manifestaciones de muchos tipos pero nunca había visto una de corte neofascista, y casualidades de la vida, a las 22.30 pasaban por debajo de mi casa una comitiva de unos 50 militantes de Forza Nuova (recordemos que sigo en Italia). Todos ellos ataviados con polos negros (herencia del más puro fascismo italiano), enarbolando banderas tricolor, otras de FN y algunas de inspiración nazi (en vez de esvástica portaban una diana, pero mantenían los colores negro, blanco y rojo).


Fuertemente escoltados por los carabinieri recorrieron la calle principal de la ciudad al son de sus cánticos tan perfectamente berreados como ininteligibles para mis oídos,a excepción del "Europa para los europeos, Italia para los italianos", pues la manifestación debía de estar convocada bajo la premisa de su rechazo a Europa. Aprovechando su paso bajo mi balcón me dediqué a observarles detenidamente y aprecié un claro predominio de jóvenes, fácilmente manipulables -ésto es de cosecha propia-, de estética skin, con su cabeza al uno y sus botas Dr martens, que no infundían confianza alguna.


Cierto es que no hubo incidentes, al menos que yo sepa, pero es que aquí gozan de la inexistencia de grupos antisistema que se dediquen a torpedear sistemáticamente las manifestaciones legales de sus rivales ideológicos, haciendo mucho más llevadera la situación para las fuerzas del orden. De modo que ésto ha sido el acontecimiento de la semana en esta tranquila y universitaria ciudad de la que me despediré en menos de un mes.

Rajoy, una de cal y otra de arena

El nuevo equipo de Rajoy sigue dando de qué hablar. Ayer fue noticia por partida doble. Al nombramiento de Manuel Pizarro como portavoz en el Congreso de la Comisión Constitucional, se añade la para mí triste noticia del consejo-imposición de Alicia Sánchez-Camacho como presidenta del PP catalán. De modo que la repesca de Pizarro quedó ensombrecida con el intervencionismo sobre el congreso del partido en Cataluña.


El ex-presidente de Endesa ocupará el puesto que hasta ahora ostentaba el ex-ministro Trillo, quien a su vez sustituye a Ignacio Astarloa al frente de la Comisión de Justicia. Pizarro vuelve a asomar la gaita en el panorama político y podrá hacerlo en lo que más le gusta, la parte jurídica. Una vez más se evidencia que eso de la renuncia de principios no es más que un chiste de mal gusto.


Pero sigo sin entender cuál es el problema que hay en que se enfrenten 3 candidatos por la presidencia regional del partido. El argumento comúnmente esgrimido es que la concurrencia a las urnas de varios candidatos genera inestabilidad y malestar interno, además de la proliferación de rivalidades y grupos críticos con la gestión del vencedor. Ésto es cierto, ocurre y para nada en bueno ni deseable, pero es el peaje que se debe pagar por dejar participar democrática y libremente a sus afiliados.


La solución salomónica de inspiración genovesa hace aparición una vez más y en este caso con la intención de aupar a una político que no se atrevió a postularse como candidata, lo cual no deja de sonar irónico, o interesado. No obstante parece que hay una díscola con respecto a la disciplina de Madrid, pero parece difícil que su propuesta prospere. Ya el europarlamentario Vidal-Quadras se encargó de minar sus opciones al declarar que Montserrat Nebrera hacía planteamientos alejados de la realidad catalana y que para él sólo había 2 candidatos: Sisera y Fernández Díaz.


Ahora el líder espiritual del PP catalán deberá replantearse su voto, pues de un plumazo han desaparecido sus 2 candidatos. Pero el criterio de Madrid lleva mucho tiempo imponiéndose y es por ellos por lo que se "aconsejó" a Alfonso García Vicente, presidente de NNGG CyL y candidato a presidente nacional, desistir en su empeño por disputarle el congreso al ahora diputado Nacho Uriarte. No valoraré cuál es el mejor candidato, pero el impedimento de presentarse a la elección es totalmente injusto y poco dice en pro de la valía personal, el carisma del candidato y la opinión de las bases.